Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama bromea sobre Trump en su última cena con los corresponsales de la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, asistió ayer, por última vez, a la tradicional cena con los corresponsales de la Casa Blanca. Una cena de gala que se celebra todos los años en la que el presidente de los Estados Unidos bromea con los periodistas que cubren la información presidencial.

El presidente estadounidense lanzó algunos chistes sobre Donald Trump, de quien dijo no saber dónde se encontraba: “Estoy un poco dolido de que no esté aquí esta noche. Nos lo pasamos muy bien la última vez. ¿Es una sorpresa? Hay una habitación llena de reporteros, celebridades, cámaras… y él dice no”. Obama continuó diciendo: “¿Es esta cena demasiado hortera para Donald? ¿Qué puede estar haciendo? ¿Estará en casa, comiéndose un filete y tuiteando insultos a Angela Merkel? ¿Qué estará haciendo?”. Sus chistes desataron los aplausos de los allí presentes.

Con tono más serio y alejándose de la mofa Obama hizo mención al reportero del Washington Post Jason Rezaian, liberado del cautiverio en Irán a principios de este año y presente en el cónclave.

A la cena, con tono distendido, también asisten desde hace años algunas ‘celebrities’. Este año destacaban la cantante Aretha Franklin, el actor Morgan Freeman y el MVP de la Super Bowl Von Miller, de los Denver Broncos. Obama se despidió de la que fue su última cena con la prensa –no puede volver a presentarse a la presidencia del país al estar limitados los mandatos a dos- diciendo: “Y tras esto, solo tengo dos palabras más que decir: Obama se acabó”.