Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama insiste en cualquier plan sobre armas químicas en Siria debe ser "verificable"

Obama en la rueda de prensa de despedida en la Cumbre del G20Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha insistido este viernes en que cualquier acuerdo sobre las armas químicas de Siria debe ser "verificable" y "aplicable", en pleno debate sobre la viabilidad de una propuesta rusa para que el régimen de Bashar al Assad ponga bajo control internacional su arsenal.

Obama, en unas declaraciones en el Despacho Oval junto al emir de Qatar, Sabá al Ahmad al Jaber al Sabá, ha dicho que ambos esperan que las negociaciones que se están desarrollando actualmente en Ginebra "den sus frutos".
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se han reunido en la ciudad suiza para discutir la evolución del conflicto sirio, incluida la propuesta rusa para la supervisión del arsenal químico de Damasco.
"Repito lo que ya he dicho públicamente. Cualquier acuerdo necesita ser verificable y aplicable", ha añadido, sin referirse de forma expresa a una posible resolución de Naciones Unidas que implique obligaciones para el Gobierno sirio.
Países como Estados Unidos, Francia y Reino Unido han pedido garantías de que Siria cumpliría con lo acordado. En este sentido, el portavoz del Ministerio de Exteriores galo, Philippe Lalliot, ha advertido de que la supervisión del armamento no debería depender de un observatorio y ha pedido una resolución vinculante del Consejo de Seguridad de la ONU.
"Las declaraciones que ha hecho el régimen sirio son útiles, pero sin duda insuficientes", ha añadido Lalliot, que ha instado a Damasco a pasar de las palabras a los "compromisos".
Siria anunció el jueves su adhesión a la Convención Internacional sobre Armas Químicas y adelantó que informaría de su arsenal en un plazo de 30 días. El portavoz francés, sin embargo, ha explicado que el calendario podría ser "mucho mayor".
Lalliot ha asegurado que la entrega de la información a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas puede tardar meses y harían falta al menos dos años para comenzar el desmantelamiento del arsenal.
Francia está a la espera de los resultados de las negociaciones de Ginebra y la publicación del informe de los expertos de la ONU sobre el supuesto ataque químico del 21 de agosto a las afueras de Damasco. Entretanto, sigue negociando su borrador de resolución ante Naciones Unidas, que tiene como principales aliados a Reino Unido y Estados Unidos y que, según Lalliot, todavía no ha sido entregado a Rusia y China --aliados de Siria-- para su discusión.