Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica no ha podido cuantificar dos meses después el número de heridos en los atentados de Bruselas

Las autoridades belgas no han podido determinar hasta ahora cuál fue el número total de heridos en los atentados perpetrados el pasado 22 de marzo en el aeropuerto y una estación de metro de Bruselas, porque algunas personas lesionadas se fueron por sus propios medios y porque siguen las comprobaciones de unos 300 dosieres.
Son las cifras ofrecidas este miércoles ante la comisión de investigación del Parlamento belga por el fiscal federal, Frédéric Van Leeuw, que no ha descartado que se difunda algún tipo de alerta a través de los medios para pedir a los heridos no identificados que notifiquen su caso.
"No se les debe olvidar", ha dicho en la comparecencia Van Leeuw, en alusión a los derechos e indemnizaciones que les puedan corresponder como víctimas de un atentado terrorista.
Los ataques en la terminal de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas y en la estación de metro de Maelbeek, sita en el barrio europeo, dejaron un total de 32 víctimas mortales y al menos 135 heridos, según el último balance oficial.
En los próximos días se analizarán cerca de 300 expedientes adicionales para determinar si se trata de heridos de los atentados.
El fiscal ha explicado las dificultades para establecer un número definitivo de víctimas con el hecho de que los heridos más leves se fueron por sus propios medios, y algunos ni siquiera acudieron a un centro hospitalario en las primeras horas posteriores.