Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas promete "asistencia" a Italia tras un nuevo naufragio de inmigrantes en el Mediterráneo

La comisaria del Interior europea, Cecilia Malmström, ha prometido "asistencia" a Italia tras el nuevo naufragio de inmigrantes en el Mediterráneo y ha vuelto a reclamar a los Estados miembros que ayuden a los países bajo presión migratoria, "especialmente reasentando" a personas acogidas en campos de refugiados de terceros países.
"Estoy horrorizada por estas nuevas tragedias en el mar y expreso mis condolencias a las víctimas y sus familias", ha manifestado la comisaria en un comunicado, en el que ha agradecido a las autoridades italianas por su "enorme esfuerzo" para asistir y rescatar a "miles de inmigrantes" en los últimos días.
"La Comisión sigue comprometida a ayudar a Italia en sus esfuerzos", ha asegurado la comisaria, que ha avanzado que este miércoles se reunirá en Bruselas con el ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, "a fin de definir mejor las prioridades y dar asistencia".
La comisaria ha vuelto a instar a los Estados miembros a "dar asistencia a los países del Mediterráneo que se enfrentan a un aumento de la presión migratoria y de asilo, especialmente reasentando a personas de campos de refugiados de fuera de la UE" en sus territorios.
Más de 250 inmigrantes podrían haber muerto tras el hundimiento a apenas un kilómetro de las costas libias de la embarcación en la que viajaban el pasado viernes, según han informado las autoridades del país norteafricano.
Italia ha confirmado la recuperación de 19 cadáveres y de que más de 3.500 inmigrantes han sido rescatados desde el viernes en aguas del Mediterráneo.
El Gobierno italiano ha reclamado que la UE le releve en su operación militar Mare Nostrum en el Mediterráneo, pero desde el Ejecutivo comunitario se ha avisado de que la agencia europea de control de fronteras externas FRONTEX no cuenta con los medios necesarios y ha instado a los Gobiernos europeos a aportar más barcos y aviones.