Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que obligar a banca a publicar beneficios e impuestos país por país no tendrá impacto negativo

Esta exigencia entrará en vigor el 1 de enero de 2015
La Comisión Europea ha dicho este jueves que obligar a los grandes bancos a publicar los beneficios, subvenciones e impuestos pagados país por país, y no sólo de forma agregada, no tendrá un impacto económico negativo y contribuirá a restablecer la confianza en el sector financiero.
El informe del Ejecutivo comunitario significa que esta obligación para la banca de publicar anualmente información desagregada país por país entrará en vigor el 1 de enero de 2015, tal y como ya prevé la legislación comunitaria. Si Bruselas hubiera detectado consecuencias económicas negativas, la entrada en vigor de esta disposición podría haberse retrasado o incluso anulado.
"El informe demuestra que las exigencias de información introducidas por la directiva CRD IV (sobre requisitos de capital) no tendrán repercusiones económicas negativas significativas, ya sea sobre la competitividad, la inversión, el acceso al crédito o la estabilidad del sistema financiero", ha resaltado el comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, en un comunicado.
"La publicación de información país por país dará a las partes interesadas una mejor visión de las estructuras de los grupos financieros, de sus actividades y de su presencia geográfica, y permitirá comprender mejor si los impuestos se paga allí donde la empresa ejerce efectivamente su actividad", ha explicado Barnier.
A su juicio, la obligación de información país por país "es un elemento importante de la responsabilidad empresarial de las entidades frente a las partes interesadas y a la sociedad, y contribuirá a restablecer la confianza en el sector bancario".
En concreto, la directiva sobre requisitos de capital obliga a la banca a publicar la información país por país sobre denominación, naturaleza y ubicación geográfica de la actividad; volumen de negocio; numero de empleados equivalentes a tiempo completo; resultado bruto antes de impuestos; impuestos sobre el resultado y subvenciones públicas recibidas.