Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas anuncia cinco millones de ayuda humanitaria para necesidades urgentes de la población en Kasai

La Comisión Europea ha anunciado cinco millones de ayuda humanitaria para atender las necesidades urgentes de la población en ocho provincias de República Democrática del Congo (RDC) afectadas por el conflicto en Kasai.
La UE estima que su ayuda, que cubrirá protección y ayuda de primera necesidad como agua y servicios sanitarios, alimentos, alojamientos y cuidados médicos y reforzará las capacidades logísticas de las organizaciones socios con las que trabaja sobre el terreno para mejorar el acceso, beneficiará a alrededor de 200.000 personas.
El conflicto en la región de Kasaï se ha agravado en los últimos meses y afecta ya 2,6 millones de personas en ocho provincias y el 46% de la población de Kasaï no cubre sus necesidades alimentarias.
Más de 1,3 millones de personas se encuentran desplazadas y sólo en mayo se han visto forzadas fuera de sus hogares otras 35.000 personas. Desde comienzos del año, una media de 8.000 personas se han visto desplazadas de media al día.
El comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, ha expresado preocupación "extrema" por la situación humanitaria en Kasai y ha precisado que la ayuda europea se destinará "por primera vez" a responder a las necesidades "más urgentes de aquellos afectados por el conflicto" en la región. "En última instancia, solo deponiendo las armas y restableciendo la paz todos los atrapados en este conflicto podrán volver a sus hogares y reconstruir sus vidas", ha avisado no obstante.
Con la nueva ayuda, la Comisión ha destinado ya cerca de 28 millones de euros este año para ayudar a República Democrática del Congo. Cerca de 3,7 millones de personas se encuentran desplazados de su hogar en el país, que acoge a más de 460.000 refugiados sursudaneses que han huido del conflicto en el país vecino.