Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buteflika toma posesión de un nuevo mandato presidencial con signos evidentes de debilidad física

El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, ha tomado este lunes posesión de un nuevo mandato presidencial dando muestras evidentes de debilidad física durante los actos oficiales. Buteflika, de 77 años, comienza así su cuarto mandato presidencial.
Como parte de la ceremonia de toma de posesión, retransmitida en directo por la televisión pública argelina, Buteflika ha pasado revista en una aparatosa silla de ruedas a un destacamento de la Guardia Presidencial. El mandatario sufrió en abril de 2013 un ictus que le mantuvo apartado de la vida pública durante meses y que generó dudas sobre su verdadero estado de salud. Sus apariciones públicas posteriores han sido prácticamente inexistentes.
Tras la revista de tropa, el mandatario se ha desplazado hasta el interior del Palacio de las Naciones igualmente en silla de ruedas. Ya en la Sala de Conferencias del Palacio, el presidente del Tribunal Supremo, Slimane Budi, ha recordado los resultados de las elecciones presidenciales del 17 de abril, en las que Buteflika fue el candidato más votado, con el 81,53 por ciento de apoyo. Sin embargo, destaca la baja tasa de participación, que se situó en el 51,7 por ciento, más de 20 puntos menos que en 2009.
Tras la intervención de Budi, Buteflika ha jurado su cargo y ha tomado la palabra. Sin embargo ha pronunciado un discurso notablemente más corto que el de seis folios proporcionado a los medios de comunicación antes del acto, informa el portal argelino 'TSA'. En la ceremonia han estado presentes los más altos cargos públicos del Estado, personalidades extranjeras y representantes de partidos políticos argelinos.
Sin embargo, varios partidos de la oposición han rechazado participar en el acto para subrayar sus denuncias de fraude durante el proceso electoral. Casi un centenar de diputados y senadores se han ausentado.
LA OPOSICIÓN DENUNCIÓ FRAUDE
El segundo candidato más votado, Alí Benflis, denunció desde el mismo día de la votación un fraude "generalizado". "Hoy en día se ha producido una violación de la voluntad popular. Condeno este complot (...) contra la voluntad del pueblo. Siempre he abogado por un cambio pacífico. No reconozco estos resultados. Condeno el fraude", declaró Benflis.
Igualmente denuncian la ilegitimidad de la toma de posesión desde la campaña para el boicot contra el proceso electoral, la Coordinación Nacional de Partidos Políticos y Personalidades Nacionales por el Boicot. Este grupo destaca como un éxito el descenso de la participación en los comicios.
Buteflika accedió a la Presidencia en 1999 y gestionó los últimos coletazos de la guerra civil iniciada en 1991 cuando el régimen anuló los resultados de unas elecciones en las que los islamistas habían obtenido la victoria. Buteflika pertenece al Frente de Liberación Nacional, antiguo partido único que gobierna el país desde su independencia de Francia.