Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CIA empieza a entregar armas a los rebeldes sirios, según 'The Washington Post'

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos ha empezado a entregar armas a los rebeldes sirios, según han revelado fuentes estadounidenses y sirias al diario 'The Washington Post', en el marco de los debates internacionales sobre una intervención militar extranjera.
Al parecer, los envíos de armas comenzaron a llegar hace dos semanas a territorio sirio a través de una red de bases clandestinas en Turquía y Jordania que la CIA comenzó a desarrollar el año pasado para ayudar a sus aliado regionales, principalmente Arabia Saudí y Qatar.
Las armas estarían destinadas directamente al Consejo Supremo Militar (CSM), la única estructura profesional de las fuerzas rebeldes, que está liderado por el general Salem Idriss e integrado por un amplio rango de desertores de las Fuerzas Armadas sirias.
Los envíos consistirían en armas ligeras y municiones, entre otros equipos militares, por lo que todavía estarían lejos de colmar las demandas de los rebeldes sirios, que han pedido con insistencia armas antitanque y antiaéreas.
Por su parte, el Departamento de Estado comenzó a enviar la pasada primavera ayuda no letal a los rebeldes sirios --comida energética, vehículos y otros equipos militares--, aunque no incluyen gafas de visión nocturna e indumentaria protectora, como piden los rebeldes sirios.
Las fuentes estadounidenses han admitido que toda esta ayuda no llega a las zonas donde más se necesita, sino a las más accesibles, dadas las dificultades de entrar en un país en conflicto y con infiltración de grupos terroristas.
El portavoz de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), Jaled Salé, que ayer confirmó desde Washington que habían comenzado a recibir armas estadounidenses, ha valorado la ayuda de la Casa Blanca, pero ha considerado que es insuficiente, si se compara con la que el régimen de Bashar al Assad recibe de países como Rusia.
"El CMS está recibiendo muy poco apoyo, aunque ahora cualquier apoyo es un alivio", ha dicho. "El armamento no resuelve todas las necesidades de nuestros combatientes, pero es mejor que nada", ha añadido otra fuente opositora.
Por su parte, el director de las relaciones gubernamentales del Consejo Sirio-Estadounidense, Mohammed Ghanem, ha confiado en que la ayuda de Washington sirva para mejorar las relaciones con Damasco una vez finalizada la guerra civil.
COHESIONAR Y MODERAR A LA OPOSICIÓN
Las fuentes consultadas por el 'Washington Post' han explicado que el objetivo de la ayuda letal sería fortalecer a los principales grupos de la oposición armada para decantar el conflicto en contra del Gobierno de Al Assad.
El encargado de coordinar la entrega de ayuda no letal del Departamento de Estado, Mark S.Ward, ha añadido que se pretende cohesionar a la oposición siria. "Ellos mismos están viendo que con un liderazgo están teniendo más impacto", ha indicado.
Ward ha señalado que otro de los objetivos es identificar e impulsar a los líderes moderados en las zonas que ya controla la oposición siria, principalmente en el norte del país, donde se han comenzado a reconstruir localidades.
"Creemos que somos capaces de ayudar a estos consejos locales a empezar por el buen camino. Elegimos a los individuos a los que ayudamos para garantizar que no se afilian a organizaciones terroristas", ha apuntado.