Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNFORS critica la "continua incapacidad" del Consejo de Seguridad tras el nuevo veto de Rusia

La Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) ha criticado este jueves la "continua incapacidad" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para implementar "acciones que garanticen el Derecho Internacional y protejan al pueblo sirio", un día después de que Rusia bloqueara de nuevo un comunicado de condena del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra los bombardeos con 'bombas de barril' por parte del Ejército sirio contra zonas civiles.
"El Consejo de Seguridad fracasó una vez más a la hora de alcanzar un acuerdo sobre un comunicado que habría condenado los violentos ataques del régimen de (el presidente, Bashar) Al Assad contra Alepo con 'bombas de barril'", ha recordado.
"Rusia ha demostrado una vez más que es el principal obstáculo en las acciones del Consejo de Seguridad. Desde el inicio de la crisis, ha protegido a su aliado sirio y ha vetado resoluciones, ha entregado armas al régimen y ha protegido a su cliente, Al Assad, tanto política como militarmente", ha agregado.
En este sentido, la CNFORS ha remachado que "el apoyo ruso ha prolongado el conflicto sirio" y ha argumentado que "para mejorar la situación en Siria, Rusia ha de poner fin a su apoyo incondicional al régimen de Al Assad".
Moscú, firme aliado del Gobierno de Bashar al Assad, ya bloqueó un comunicado similar el 18 de diciembre. Asimismo, y junto a China, ha vetado tres resoluciones de condena del Consejo de Seguridad que amenazaban al país árabe con la imposición de sanciones.
Un diplomático de Naciones Unidas indicó que el organismo no logró un acuerdo sobre el texto debido a que las enmiendas presentadas por Rusia "claramente eliminaban cualquier referencia a lo que ha pasado en Alepo", en referencia al uso de 'bombas de barril'.
El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres y una amplia red de informantes en el país, cifró el martes en 600 el número de muertos a causa de los bombardeos del Ejército sirio contra la ciudad de Alepo y sus alrededores.
Los bombardeos comenzaron el 15 de diciembre y, según un comunicado de la organización opositora, han causado la muerte de 18 combatientes de la milicia Ejército Islámico de Irak y el Levante (ISIS) y de otras 585 "víctimas". Entre estas últimas figuran "171 niños, 54 mujeres y al menos 34 rebeldes".
El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos estima de que más de 125.000 personas han muerto en la guerra civil, que también ha forzado a dos millones de personas a buscar refugio en el extranjero y ha expulsado de sus hogares a más de un tercio de sus 23 millones de habitantes.