Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron defiende ante los diputados la propuesta de reforma de la UE

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha defendido este miércoles ante la Cámara de los Comunes el borrador planteado por el presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk, ya que sin ser "perfecto" supone un "verdadero progreso" en relación a las peticiones de Londres.
Cameron ha insistido en que el texto que Tusk ha puesto sobre la mesa permitiría a Reino Unido recuperar competencias en algunas áreas clave. "No estoy diciendo que sea perfecto o que la UE vaya a ser perfecta, por supuesto que no, pero la posición británica será mejor y más fuerte", ha alegado.
Cameron ha explicado que se trata del mayor cambio planteado hasta ahora en materia de libertad de movimientos y ha vaticinado unas "intensas" conversaciones de cara a intentar cerrar un acuerdo para la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de este mes.
El 'premier' se ha topado no sólo con las críticas de parte de la oposición, sino también de algunos compañeros como el alcalde de Londres, Boris Johnson, que ha cuestionado el margen de maniobra que tenía Londres.
En este sentido, Johnson ha apuntado que queda "mucho por hacer" y ha advertido de que sería mejor que Reino Unido pudiese bloquear las propuestas europeas por su cuenta, sin depender de otros Estados miembro.
El Gobierno dará libertad de voto a sus miembros, así como a los diputados 'tories', para decidir si quieren defender o no la continuidad en la Unión Europea. Cameron, sin embargo, ya ha adelantado que es partidario de seguir en un bloque "reformado".
FECHA DEL REFERÉNDUM
El objetivo de Cameron es pactar una reforma antes de convocar un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. Aunque no existe ninguna fecha cerrada de momento, el primer ministro ha sugerido que la consulta podría celebrarse en los próximos meses.
Los ministros principales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte han escrito a Cameron para pedirle que no fije para junio el referéndum, ya que la campaña coincidiría con las elecciones en estos territorios y añadirían "confusión" en "un momento donde hace falta claridad".
El 'premier' ha insistido en la Cámara de los Comunes en que "no se ha fijado todavía ninguna fecha" para la votación, si bien ha apuntado que los electores serían "perfectamente capaces" de distinguir entre dos votaciones distintas.