Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca critica el trato de China a los periodistas estadounidenses

La Casa Blanca ha criticado el trato de China hacia los periodistas extranjeros y en especial ha señalado el caso de un reportero del 'New York Times' al que no se le entregó el visado.
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha manifestado en un comunicado que los periodistas han tenido dificultades para ejercer su trabajo correctamente. También ha indicado que se han producido retrasos a la hora de expedir los visados y restricciones para viajar a zonas que las autoridades chinas consideran como "sensibles". En ocasiones, según ha expresado, se han registrado incluso actitudes violentas por parte de funcionarios locales.
"Estas restricciones y el trato que reciben no concuerdan con la libertad de prensa y existe una clara diferencia respecto al trato que reciben los periodistas chinos y los de otras nacionalidades", ha recalcado Carney.
El periodista de 'The New York Times' Austin Ramzy ha tenido que abandonar este martes el país como consecuencia del retraso a la hora de recibir su carnet de prensa como ha denunciado el comunicado.
"Somos conscientes de que Ramzy y otros periodistas estadounidenses han tenido que esperar meses y en ocasiones años, para obtener sus carnets de prensa o los visados", ha incidido Carney.
El trato a los periodistas norteamericanos ha tensado recientemente las relaciones entre Estados Unidos y China. Otro de los asuntos que ha alimentado las diferencias ha sido la creación por parte del país asiático de una zona de defensa aérea en las islas cuya soberanía se disputa con Japón.
Carney ha asegurado que Estados Unidos estará pendiente del trato que reciban los periodistas y las organizaciones mediáticas en China. También ha reclamado a Pekín que resuelva los problemas referentes a los visados y las acreditaciones de prensa y también que desbloquee la página web de algunos medios que han sido eliminadas o restringidas.
"Ambos países deberían fomentar el intercambio mediático para lograr un entendimiento común y mejorar la confianza en vez de impedir que los periodistas trabajen", ha añadido.