Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El respaldo de Chávez al plan de Uribe es una "señal clara" para las FARC, dice el canciller colombiano

Fotografía cedida por el Palacio de Miraflores del encuentro del presidente de Venezuela, Hugo Chávez con su homólogo colombiano, Álvaro Uribe Vélez, en el Palacio de Miraflores de Caracas. EFEtelecinco.es
El respaldo del presidente venezolano, Hugo Chávez, a la propuesta de su colega colombiano, Álvaro Uribe, para que las FARC cesen sus hostilidades es una "señal muy clara" a esa guerrilla, dijo hoy el canciller de Colombia, Jaime Bermúdez.
El apoyo de Chávez al plan de Uribe "es una cosa de una significancia de gran nivel", consideró Bermúdez, para quien el venezolano fue "muy claro" cuando dijo que "había que tomar nota" de la propuesta del colombiano.
Chávez hizo pública su postura durante la reunión de trabajo que mantuvo el martes en Caracas con Uribe, a quien recibió en el Palacio de Miraflores.
"El presidente Uribe ha aportado ideas que pueden marcar una ruta hacia la paz. Difícilmente alguien pueda decir que soy enemigo de las FARC. No soy su aliado ni su protector y tampoco su enemigo. Pero las FARC deben tomar nota de esto", dijo Chávez.
La propuesta de Uribe consiste en que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cesen por cuatro meses las acciones violentas como un principio para llegar más adelante mediante la negociación al desarme y la desmovilización.
El canciller colombiano destacó que el de Chávez es un respaldo a la propuesta de Uribe y a la posibilidad de la paz en Colombia.
"Creo que hay un señal (de Chávez) muy clara, muy importante", expresó el titular de Relaciones Exteriores, que regresó anoche a Bogotá tras acompañar a Uribe en la cita de Caracas.
Bermúdez consideró que "es evidente que la comunidad internacional y los países están también conscientes de que la hora de cualquier manifestación violenta cesó en todo el mundo".