Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chávez visita a las víctimas de la explosión en la refinería de Amuay

Ordena ascender a los 18 miembros de la GNB que han fallecido
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha visitado este domingo a las víctimas de la explosión ocurrida el pasado sábado en la refinería de Amuay, ubicada en la localidad de Punto Fijo, en el estado de Falcón (noroeste), que se ha saldado con 41 muertos y 86 heridos.
"Le pido a Dios, como cristiano y como católico, el descanso de los civiles y de los militares que resultaron afectados por la explosión en la refinería de Amuay. En este momento, son mi máxima preocupación", ha dicho, en declaraciones recogidas por los medios de comunicación oficiales.
El presidente ha visitado el centro de Refinación de Paraguaná, donde se encuentra Amuay, para inspeccionar el foco de la explosión, sin embargo, no ha podido acceder, debido a que todavía permanecen activos los dos incendios que se declararon tras la explosión.
"No he podido entrar al sitio exacto donde se produjo la explosión porque no esta permitido el paso, pero no voy a conformarme con llegar solo hasta aquí. Tengo que conseguir acercarme al foco de la explosión", ha apuntado.
Además, ha descartado la hipótesis de que la fuga de gas que, al parecer, provocó la explosión, comenzó dos días antes, tal y como ha apuntado la periodista de la emisora colombiana RCN Carmen Rengifo, basándose en los testimonios de los vecinos, según los cuales "olía a gas días antes de la explosión".
"Eso es imposible. Yo hablé con oficiales y me dijeron que esa noche no se detectó ninguna fuga de gas", ha aseverado el líder socialista. "Decir que la explosión se produjo por falta de mantenimiento es una irresponsabilidad", ha añadido.
Así, Chávez ha cargado contra la informadora colombiana, acusándola de crear "matrices de opinión". "No soy profesor de periodismo, pero tengo un código de ética", ha reprochado el mandatario.
En este contexto, ha instado a no especular con las causas del accidente y a esperar las conclusiones de la investigación. "Elevemos el espíritu humano, porque sería lamentable que algunos trataran de usar el dolor de las víctimas para sacar provecho", ha urgido.
ASCENSO 'POST MORTEM'
Por otro lado, Chávez ha ordenado el ascenso 'post mortem' de los 18 miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que han fallecido en la explosión de Amuay, a través de la resolución presidencial 21.342 y conforme al artículo 77 de la Ley Orgánica de la Administración Pública.
"Desde lo más hondo de mi corazón de soldado, reciban todos los compañeros y compañeras de la Guardia Nacional Bolivariana mi abrazo solidario por la dolorosa pérdida de tan valiosas vidas en la refinería de Amuay. Siento que he perdido a mis hijos", ha dicho en un comunicado.
Además, ha exaltado la función de los uniformados. "La Guardia Nacional Bolivariana ha vuelto a demostrar, una vez más, que el honor es su divisa. Cada guardia nacional encarna el sentimiento y la conciencia de la Patria, y es un abnegado defensor de la Venezuela libre, soberana e independiente", ha sostenido.
Por ello, ha adelantado que "se les rendirán los honores correspondientes". "En medio de nuestro dolor, podemos afirmar que desde hoy son una parte importante de la historia heroica de Venezuela. Merecen toda nuestra gratitud y admiración", ha subrayado.