Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de personas piden en Australia que una bebé solicitante de asilo sea aceptada en el país

Cientos de personas se han manifestado este sábado frente a un centro de salud de la localidad australiana de Brisbane para reclamar que las autoridades no deporten a un centro de detención de inmigrantes a un bebé de un año de edad.
La niña está recibiendo tratamiento en el Hospital Infantil Lady Cilento tras resultar herida el mes pasado en un centro de detención de inmigrantes ubicado en la isla de Nauru.
Las heridas sufridas por la niña, identificada como Asha, han sido curadas, si bien los médicos se niegan a darle el alta hasta que se le encuentre un alojamiento adecuado, según ha informado la cadena de televisión australiana ABC.
La senadora de los Verdes Sarah Hanson-Young ha criticado la actitud del primer ministro, Malcolm Turnbull, lamentando que "esté alejado" del sentimiento popular sobre este caso. "¿Qué hace Turnbull? Una niña de un año de edad nacida en Australia, debería dejar que se quede", ha dicho.
El Tribunal Supremo rechazó este mismo mes un caso que desafiaba el derecho de Australia a deportar a 267 niños refugiados y sus familias que fueron trasladadas a Australia desde el citado centro de detención.
En respuesta, Turnbull aseguró que las deportaciones de los niños y sus familias serían decididas "caso a caso". Australia cuenta con unas duras políticas migratorias y envía a los solicitantes de asilo que intentan llegar al país en barco a campamentos en Nauru y Papúa Nueva Guinea.