Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de personas se manifiestan ante las instituciones europeas contra el acuerdo UE-Turquía

Varios centenares de personas se han manifestado este miércoles ante las sedes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, en Bruselas, para protestar contra el acuerdo que la Unión Europea y Turquía intentarán cerrar este jueves y este viernes para la deportación de migrantes irregulares que lleguen a Grecia, incluidos los refugiados sirios, a suelo turco.
La protesta ha sido convocada con la etiqueta #EuropeanBlackdays a través de las redes sociales, donde defienden que si se ratificara las propuestas acordadas en la Cumbre del pasado lunes, 7 de marzo, sería un "drama humanitario para los migrantes, un drama político para Europa y un drama económico para Grecia".
Asimismo, la convocatoria alerta de que las decisiones tomadas, además de atentar "gravemente" contra convenciones de Derechos Humanos y de Ginebra, "simbolizan el fin de toda forma de solidaridad por parte de la UE y evocan tristemente acontecimientos de la Historia".
Con esta movilización, los convocantes pretendían "sensibilizar" a las poblaciones belga y europea sobre las políticas europeas de migración, a la vez que mandar el "mensaje fuerte" a los representantes políticos de que no desean una "Europa Fortaleza" que no reconozca el derecho al asilo ni respete los derechos humanos fundamentales.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE intentarán este jueves incluir las garantías legales necesarias para que la expulsión a Turquía de todos los inmigrantes irregulares que lleguen a Grecia, incluidos los refugiados sirios, estén en línea con la legislación europea e internacional.
Así, los líderes europeos se enfrentarán primero a las reservas que existen todavía en varios Estados miembros sobre el contenido del acuerdo, antes de trasladar su propuesta definitiva al primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el viernes.
Por su parte, la Comisión Europea ha presentado este miércoles un documento con los principios que seguirá el acuerdo una vez se concrete, al mismo tiempo que ha defendido que el pacto final no incluirá ni devoluciones en caliente ni devoluciones colectivas.