Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Columbine, 10 años después

Diez años desde Columbine. Vídeo:Informativos Telecincotelecinco.es
La matanza lanzó con fuerza el debate sobre el fácil acceso a las armas de fuego. En todos los medios de comunicación se preguntaban si la legislación era permisiva o no. Aunque cueste creerlo, tras diez años, no ha habido recortes en este sentido. Si las encuestas hace 8 años mostraban una oposición a la permisividad del 54%, hoy no llega al 39%.
Desde 2003 ocho estados han aprobado nuevas leyes que amplían el derecho a la posesión de armas de fuego o que dificultan a la Policía negar los permisos .
En Texas se prepara una ley que permitirá a los estudiantes llevar armas en los campus universitarios .
La legislación más restrictiva de los Estados Unidos era la de la capital: ahora en Washington DC cualquiera puede ir armado.
En los últimos años, se está imponiendo la llamada Doctrina Castle (según la Asociación Nacional del Rifle -primero dispara, luego no hace falta preguntar-), que justifica el uso letal de las armas dentro del domicilio. Dicha doctrina tiene estatuto legal en Alabama, Arizona, Georgia, Idaho, Indiana, Kentucky, Misisipi, y Dakota del Sur.
Tan mediática fue Columbine, tan icónica, que su ejemplo ha sido seguido por numerosos estudiantes -perturbados-. No sólo en los Estados Unidos.
Pero de controlar las armas de fuego, diez años después, nada de nada.