Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza la fase final del juicio contra el grupo terrorista neonazi NSU

Este martes comienza la fase de alegatos finales del juicio contra la organización terrorista neonazi Resistencia Nacionalsocialista (NSU, por sus siglas en alemán), un proceso juicio que ha desatado una espectación inusitada tras más de cuatro años de audiencias.
El Ministerio público será el primero en intervenir en una comparecencia, que se estima tendrá una duración de más de 20 horas.
El grupo está acusado de asesinar a ocho inmigrantes turcos, a uno griego y a una policía alemana entre los años 2000 y 2007. Además, cometieron 15 robos y dos atentados con bomba.
El macroproceso, a cargo del Tribunal Regional Superior de Múnich, ha contado con más de 800 testigos y encausa a la única superviviente del grupo, Beate Zschäpe. Los otros tres integrantes de la célula, Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, se suicidaron en noviembre de 2011 para evitar ser detenidos tras descubrirse los hechos.
Junto con ella rinden cuentas ante la Justicia Carsten S., Wohlleben, André E. y Holger H., acusados de colaboración en la trama de violencia ultraderechista. Zschäpe se enfrenta a una pena de cadena perpetua al estar considerada cómplice en los citados crímenes.
En los últimos cuatro años, la Justicia alemana llamó a declarar a 815 testigos y consultó a 42 expertos. El caso dejó al descubierto graves fallos por parte de la Policía y los servicios de inteligencia germanos, que no tuvieron la mínima sospecha de una posible motivación racista y dirigieron las pesquisas hacia el entorno de las víctimas, suponiendo que eran ajustes de cuentas entre mafias extranjeras.