Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Anticorrupción presentará cargos contra más de 300 exparlamentarios por conducta indebida

La Comisión Nacional Anticorrupción (NACC) de Tailandia presentará cargos contra exdiputados y exsenadores acusados de mala conducta por el modo en el que se enmendó la Constitución respecto a la conformación del Senado, lo que podría tener efectos a la hora de formar Gobierno tras las elecciones anticipadas del próximo 2 de febrero.
De ser declarados culpables los exparlamentarios, habría un número insuficiente de diputados para convocar la Cámara y elegir al primer ministro, ha advertido Seree Suwannapanont, un conocido abogado y antiguo miembro de la Asamblea Constituyente de 2007, en declaraciones al diario 'Bangkok Post'.
Sin embargo, la NACC no ha incluido entre los futuros imputados a la primera ministra, Yingluck Shinawatra, y a otros 72 parlamentarios implicados en la enmienda constitucional, que permitirá que todos los escaños del Senado sean elegidos en las urnas.
En su decisión tomada el martes, según informa el 'Bangkok Post' este miércoles, la NACC optó por presentar cargos contra 308 de los 381 antiguos parlamentarios acusados de conducta indebida en relación con la propuesta y la aprobación de la enmienda constitucional relativa a la composición del Senado.
El Tribunal Constitucional dictaminó que el borrador violaba la Sección 68, que prohíbe los intentos de derrocar a la monarquía y los esfuerzos inconstitucionales para tomar el poder.
YINGLUCK NO SERÁ IMPUTADA
De acuerdo con las pruebas recibidas, la NACC decidió, por siete votos a dos, aprobar la propuesta de presentar cargos contra 308 diputados y senadores y no hacerlo contra otros 73, incluida Yingluck, según explicó Vicha Mahakhun, miembro del órgano anticorrupción.
Los parlamentarios a los que se imputará "estuvieron implicados en la propuesta del borrador, así que deberían estar al tanto de que éste era falso y deberían ser responsables de sus acciones", aclaró, precisando que el órgano tomará su decisión final una vez hayan testificado los 308 durante los próximos quince días.
En todo caso, señaló, antes de poder defenderse ante la NACC, deberán admitir los cargos. Una vez la NACC tome su decisión definitiva se sabrá si los exparlamentarios se enfrentarán a un proceso de destitución y a otras acciones legales.
Según Seree, los parlamentarios imputados por la NACC pueden mantener sus cargos y seguir cumpliendo con sus obligaciones hasta que éste tome una decisión definitiva. Si finalmente les declara culpables, podrían enfrentarse a la prohibición de ejercer cargos públicos durante cinco años, además de ser destituidos.
PRESENCIA DEL 95%
En virtud de la Constitución tailandesa, al menos el 95 por ciento de los 500 parlamentarios deben estar presentes en la primera reunión del Parlamento, por lo que no podrían faltar más de 25. Si muchos de los parlamentarios imputados, que se presentan a su reelección, no pueden concurrir, sería prácticamente imposible formar gobierno, según el diario.
Desde el partido Pheu Thai de la primera ministra, Samart Kaewmeechai, uno de los miembros de su comisión de estrategia, ha dicho que no le sorprende la decisión de la Comisión Anticorrupción. "No ha sido una sorpresa para nosotros. Estábamos al tanto de a qué nos enfrentábamos", ha afirmado.
En su opinión, todo ha sido "distorsionado" desde que el Tribunal Constitucional aceptó el caso, al tiempo que ha insistido en que los parlamentario estaban en su derecho de enmendar la Constitución. Buena parte de los parlamentarios que serán imputados son miembros del Pheu Thai.