Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo Presidencial libio pide al Gobierno de unidad que empiece a trabajar en Trípoli

El Consejo Presidencial de Libia ha decidido activar el Gobierno de unidad nacional, reclamando a sus integrantes que empiecen a trabajar desde la capital, Trípoli, tras determinar que no es necesario esperar a la autorización formal de la Cámara de Representantes.
La Cámara de Representantes --el Parlamento reconocido por la comunidad internacional-- lleva meses aplazando sus votaciones para autorizar los trabajos del Gobierno de unidad, en medio de un boicot de parte de sus integrantes.
El Consejo de Estado se declaró en abril en vigor pese a que la Cámara de Representantes tampoco votó su formación, después de anunciar una enmienda a la Declaración Constitucional de 2011, según ha recordado el diario local 'The Libya Herald'.
La decisión del Consejo Presidencial era esperada, ya que los ministros controlan ya los edificios de Trípoli y han estado trabajando en ellos desde hace varias semanas, contando además con el respaldo de la Unión Europea (UE), entre otros.
El Acuerdo Político para Libia establece la creación de un Gobierno de unidad nacional con un primer ministro de consenso apoyado por un Consejo Presidencial con seis viceprimeros ministros y tres ministros, que ya han sido elegidos.
El pacto también contemplaba la creación de un Consejo de Estado, que será un órgano consultivo integrado por unos 150 representantes que proceden del Consejo General Nacional --el Parlamento autoproclamado en Trípoli--. El Parlamento, por su parte, quedará constituido por los miembros de la Cámara de Representantes de Tobruk.
COMPOSICIÓN DEL GOBIERNO
Los integrantes del Gobierno de unidad nacional no han sufrido cambios en los tres meses que han pasado desde que se hizo el anuncio oficial, si bien cinco ministros de Estado con responsabilidades especiales figuran ahora como ministros, elevando a 18 el número de carteras.
A estos hay que agregar los nueve miembros del Consejo Presidencial, integrado por el primer ministro, Sayez Serraj, cinco viceprimeros ministros y otros tres ministros con responsabilidades especiales.
Los vicepresidentes del Consejo Presidencial y viceprimeros ministros del gobierno de unidad son Ahmed Omar Maetig, Fazi Abdulhamid al Mejbri, Musa al Kuni Balkani, Alí Faraj Gatrani y Abdelsalam Saad Hussein Kajman.
Asimismo, Omar Mohamed Ahmed al Aswad es ministro para la Presidencia del Consejo de Ministros y Asuntos de Legislación; Mohamed Ammari Mohamed Zayed es ministro para Asuntos Especiales del Consejo; y Ahmed Hamza Mahdi lo es para Asuntos de la Sociedad Civil.
Por su parte, Juma Abdulá Drissi encabeza Justicia; Arif Salih Joja ocupa Interior; Mohamed Taha Siala está al frente de Exteriores, Fajr Muftá Bufernah está a cargo de Finanzas; Mahdi Ibrahim al Barghazi se encarga de Defensa; y Bidad Gansu Masud es titular de Gobierno Local.
A ellos hay que sumar a Omar Bashir al Taher como ministro de Sanidad, Milad Mohamed Matuk como ministro de Transportes; Faida Mansur el Shafi como ministra de Asuntos Sociales; Al Hadi al Taher al Juhaimi como ministro de Planificación; y Abdulmutalib Ahmed abu Farwa como ministro de Economía e Industria.
Por último, Alí Galma Mohamed encabeza la cartera de Trabajo; Amsa Mustafá Usta la de Asuntos de la Mujer; Muhanad Said Yunis la de Familias de Mártires; Iman Mohamed ben Yunes la de Reforma Institucional; Abdeljawad Faraj al Obeidi la de Reconciliación Nacional; y Yusef Abubakr Jalalá la de Migrantes y Desplazados.