Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Seguridad cancela su encuentro sobre Siria tras retirar Rusia la petición

El Consejo de Seguridad de la ONU ha cancelado el encuentro que tenía previsto celebrar este martes sobre Siria después de que Rusia, solicitante de esta reunión, retirase su petición, ha informado la Presidencia del órgano.
"Tras la retirada de la petición de consultas, el encuentro del Consejo de Seguridad previsto para las cuatro de la tarde (22.00 hora peninsular en España) no tendrá lugar", ha informado en su cuenta de Twitter el embajador australiano ante la ONU, Gary Quinlan.
En el aire sigue, por tanto, la viabilidad de la propuesta planteada por Rusia para que el régimen sirio ponga bajo supervisión internacional su arsenal químico. Damasco ha aceptado este martes dicha oferta, mientras países como Estados Unidos, Reino Unido y Francia siguen pidiendo garantías.
El Gobierno francés ha anunciado que presentará ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un borrador de resolución que establece las condiciones en las que el régimen sirio deberá proceder a poner bajo control internacional sus armas químicas y advierte de las "graves consecuencias" que afrontaría en caso de no hacerlo.
El texto de la resolución, a la que en un principio se han sumado Estados Unidos y Francia, incluye una condena explícita del ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto y contiene un llamamiento para llevar a los autores de esa acción ante el Tribunal Penal Internacional.
El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ya ha advertido de que esta condena es "inaceptable", si bien se ha mostrado dispuesto a negociar una resolución sobre la supervisión del arsenal químico sirio. El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, ha admitido que Moscú no parece dispuesto a que su plan quede reflejado en una "resolución vinculante".