Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Sur derriba la torre con forma de árbol de navidad situada en la frontera con Corea del Norte

Corea del Sur ha derribado la torre con forma de árbol de navidad ubicada en la frontera con Corea del Norte, eliminando así una instalación que había sido origen de varios enfrentamientos dialécticos con el país vecino, ha confirmado una fuente del Ministerio de Defensa surcoreano a la agencia de noticias Yonhap. .
"El equipo de mantenimiento del Ministerio de Defensa realizó un control de seguridad en las principales instalaciones militares, el pasado mes de noviembre, y la torre de luz Aegibong obtuvo el grado D", ha explicado la fuente ministerial, que ha subrayado que la demolición no se ha realizado para mejorar las relaciones con Corea del Norte.
Construida en 1971, la torre está situada en la colina Aegibong, cerca de la frontera occidental con Corea del Norte, y cada año se cubría con luces de colores con motivo de la navidad, como parte de los esfuerzos de propaganda contra el país vecino, hasta que Seúl y Pyongyang acordaron en 2004, durante unas conversaciones militares, detener toda actividad propagandística en las zonas fronterizas.
Sin embargo, el Gobierno de Seúl decidió retomar en 2010 las actividades en la torre, tras el hundimiento del buque de guerra Cheonan en marzo de ese mismo año. La torre con forma de arbol de navidad ha sido origen de varios enfrentamientos diplomáticos y tensiones militares entre ambos países, hasta el punto de que Corea del Norte llegó a amenazar con derribarla con un bombardeo.
La demolición de la torre se llevó a cabo la semana pasada por el aumento del riesgo de derrumbe por los fuertes vientos existentes en la zona y otros fenómenos meteorológicos, según ha explicado la misma fuente. Sin embargo, algunos expertos creen que el Gobierno puede haber tenido en cuenta para su demolición la mejora de las relaciones entre las dos Coreas.
A principios de octubre, tuvo lugar un gran avance en las relaciones intercoreanas, congeladas desde hace años, cuando el Gobierno norcoreano decidió enviar por sorpresa a unos delegados de alto rango a Incheon, incluido Hwang Pyong So --conocido como el 'número dos' del régimen que lidera Kim Jong Un--, para asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos Asiáticos de Incheon 2014.