Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Croacia cede a la presión de Bruselas y acepta ajustar su legislación a la orden de detención europea

Croacia ha anunciado este miércoles que modificará su legislación para adaptarse a la orden de detención europea, por la que los Estados miembros de la UE deben extraditar a ciudadanos que hayan cometido delitos serios y están bajo sospecha, después de que Bruselas iniciara la semana pasada el proceso para sancionar al país balcánico.
"Tomaremos todas las medidas rápidamente para que la ley cumpla sin condiciones con la legislación comunitaria", ha declarado el ministro croata de Justicia, Orsat Miljenic, en una rueda de prensa ofrecida en Bruselas junto a la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Viviane Reding.
Reding, por su parte, ha celebrado el compromiso de Miljenic, pero ha advertido de que el Ejecutivo comunitario seguirá "muy de cerca" el procesos de cambio y ha confiado en que la declaración del ministro "se traduzca rápidamente en hechos, es decir, en ley".
Durante las negociaciones para su entrada en el club comunitario, Croacia se amoldó a esta norma europea de extradición, pero a solo tres días de formalizarse su adhesión, el Gobierno croata la modificó de nuevo y se alejó de lo acordado.
Tras varias advertencias a Zagreb durante el verano, Reding decidió finalmente la semana pasada iniciar el procedimiento para sancionar la inmovilidad del Gobierno croata y que, de recibir el visto bueno de los Estados miembros, concluiría con una suspensión de los fondos comunitarios asignados a Croacia para ayudarle en su integración en el espacio europeo sin fronteras Schengen.
Sobre este asunto, la vicepresidenta comunitaria ha dejado claro que el proceso sigue en marcha hasta que se compruebe que la ley se modifica "rápidamente, de manera eficaz y sin condiciones" a la euroorden de extradición y en línea con el acerbo comunitario. "Veremos cuando se modifique la ley", ha dicho Reding, y se contemplarán los "siguientes pasos" a dar, incluida la opción de "cerrar el procedimiento".
El ministro croata, por su parte, ha reiterado que los cambios serán efectivos "cuanto antes", si bien ha matizado que la fecha límite es el 1 de enero de 2014.