Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Damasco denuncia las declaraciones "fantasiosas" del Grupo de Amigos de Siria

El Gobierno sirio ha denunciado las declaraciones "fantasiosas" del Grupo de Amigos de Siria, reunido el domingo en París para impulsar una resolución pacífica del contencioso sirio a través de la negociación.
"La República Árabe Siria no se sorprende de lo ocurrido en París durante el encuentro de los enemigos del pueblo sirio y las declaraciones más cercanas a la fantasía que a la realidad pronunciadas por personas ajenas a la realidad y aisladas de cualquier lógica política aceptable", ha indicado una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores sirio en declaraciones a la agencia de noticias oficial, SANA.
Durante el encuentro, los participantes "regurgitaron sus opiniones ya conocidas para tomar decisiones sobre el futuro de Siria en nombre del pueblo sirio", ha añadido la fuente.
Tras el encuentro de París, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, denunció de nuevo el "desprecio por los derechos humanos más básicos" y puso como ejemplo los bombardeos y los asedios a barrios enteros que matan de hambre a la población.
"Consideramos que todas las declaraciones antes de la Conferencia de Ginebra 2 son inútiles y solo suponen intentos fútiles de parte de algunos de cubrir la derrota de sus bandas (...). La República Árabe Siria desprecia a todo el que habla en nombre del pueblo sirio desde el extranjero, ya sean árabes u occidentales", ha añadido la fuente.
Por último, la fuente gubernamental recuerda que Siria ha aceptado participar en la conferencia de Ginebra 2, que comenzará el 22 de enero en Montreaux (Suiza), sin ninguna condición y considera que una reunión entre sirios es la única solución. "Quienes intentan imponer condiciones, sueños o fantasías antes de Ginebra 2 y consideran un hecho estas ilusiones están condenando la conferencia al fracaso", ha advertido.