Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deja un mensaje en Facebook y desaparece

"No tomes a nadie a la ligera porque nunca sabes cuando lo perderás y nunca tendrás la oportunidad de decirle lo que sentías". Dejó este mensaje en Facebook y desapareció ya hace una semana. La familia de Ross Clarke, un joven británico atleta olímpico de 21 años, no sabe dónde encontrarle y está muy preocupada.
El atleta, corredor de 1.500 metros, puso esa nota en su Facebook pocas antes de desaparecer el 2 de diciembre. Su madre, Jeanette, señala que lleva desaparecido más de siete días y que su desaparición debió producirse por "algunos problemas personales". Pide a cualquiera que contacte con él por Facebook, le vea o le oiga, que contacte con la policía.
"Queremos pedirle directamente que vuelva y que contacte con nosotros para saber que está bien. Te echamos de menos y te queremos muchísimo", ha añadido en su mensaje a su hijo.
Según The Telegraph, Clarke, que es descrito por sus compañeros como un "chico agradable" y con "un gran talento" para el atletismo, fue visto por última vez el viernes en su ciudad, Rainham, en la región de Essex. La policía cree que podría haber viajado a la localidad inglesa de Southampton esa tarde, pero no han encontrado ninguna evidencia de que llegara a la ciudad. Además, Ross no ha usado su móvil o su tarjeta de crédito desde aquel día.
El joven es una joven promesa del atletismo británico y es uno de los seis mejores corredores británicos de Inglaterra. Forma parte de una pequeña élite de deportistas entrenados por Eamonn Martin, el último hombre británico que ganó el maratón de Londres. Clarke luchaba por un puesto en el equipo olímpico británico de atletismo.