Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubre por Internet que su marido estaba casado con otras dos mujeres

Faye Miller descubrió tras 21 años de matrimonio que su marido estaba casado con otras dos mujeres. El hombre al que llamó su alma gemela y con el que tuvo dos hijos escondía un devastador secreto: Era un polígamo y lo descubrió gracias a Internet, según publica la cadena . 'ABC news'
Al igual que muchas mujeres, Miller luchó por mantener su matrimonio con Kenneth Mitchell a flote después de dos décadas juntos.
Durante el curso de su relación, ella asegura que renunció a su carrera de doctorado en educación de niños sordos para apoyar el desarrollo profesional de su marido, como un podólogo de éxito y cuidar a sus dos niños.
Cuando se conocieron, Miller dijo que "definitivamente fue un amor a primera vista. Él es muy carismático".
Faye Miller nunca se quejó aunque su marido siempre parecía estar dedicado a sus pacientes y a las convenciones profesionales. "Mis amigos bromeaban conmigo y decían que era una madre soltera con beneficios", contó la mujer a la cadena televisiva. -
"Yo era la mamá y el papá de mis hijos, porque mi marido nunca estaba cerca. Pero yo le daba esa libertad, porque me sentía que estaba haciendo lo que tenía que hacer por la familia".
En agosto pasado y tras la muerte de su madre, Faye Miller fue a un asesor de pareja, porque sentía que algo no andaba bien en su relación con Kenneth Mitchell.
Comenzó a mirar de cerca su matrimonio. "Empecé a tener más conciencia tratando de averiguar por qué el matrimonio no era lo que yo esperaba".
Hice un búsqueda en Internet y lo que apareció fue como un puñetazo en el estómago.
Mitchell estaba casado con Faye y con otra mujer, lo cual invalidaba su matrimonio.
Miller se dijo: "Oh, Dios mío, mis hijos son ilegítimos". Faye sólo sabía que había estado casado en California, pero nunca vio los papeles de ese divorcio.
Durante el proceso de enamoramiento y consolidación de la relación, el hombre le habla de su primera esposa, pero le asegura que "no hay ningún problema con el divorcio".
En una carta el todavía novio de Faye le escribe que en "seis u ocho meses se divorciaría. Tú eres mi alma gemela, mi compañera de por vida."
El abogado que defiende al polígamo asegura que fue un error humano, que "él pensó que se había divorciado de su primera esposa y no era así".
Pero el engaño de Mitchell no termina ahí. Miller descubrió que su marido escondía un tercer matrimonio.
Decidió llamar a un número que llamaba su marido con frecuencia. Oyó una voz familiar - la voz de una mujer con la que Mitchell había salido antes de casarse con Faye.
Las dos se saludaron y la otra le dijo: "Faye, creo que tenemos un problema". "Estás casada con mi marido".
A pesar de lo evidente, el abogado del hombre asegura que Mitchell no existe un tercer matrimonio.
"Su respuesta a nuestras denuncias por poligamía es que se trataba de una ceremonia musulmana", dijo Robert Zivian, abogado de Miller. "Esa es una ceremonia que no reconoce la ley."
Faye Miller que admite estar "destrozada" asegura que siempre pensó que en el fondo había algo sospechoso, pero no quería reconocer lo que podía ser una posibilidad".