Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reunión de mafiosos italianos en Suiza

Buenas tardes, todos conformes, y puede comenzar la reunión. Con cervezas en las manos y una helada cordialidad, no es una reunión de amigos. Podría ser el set de otra película del Padrino, pero esto es real. Todo sigue un eStricto protocolo. El jefe, sentado a la derecha del todo, empieza el ritual. Comienza bautizando la localidad. Están en Frauenfeld, Suiza. Son imágenes grabadas por una cámara de la policía italiana. En este bar, por lo visto, la mafia calabresa lleva reuniéndose décadas. El jefe sigue hablando. Los más jóvenes sentados a su derecha, son los próximos miembros. Les explica cómo funciona el crimen aquí: extorsión, tráfico de drogas, asesinatos... él lo proporciona todo. Aquí, dice, hay trabajo. Veteranos, nuevos afiliados, una sociedad jerárquica en la que, como dice, prima el respeto, el honor, la sabiduría y la dignidad. Gracias a esta investigación 16 miembros de la mafia han sido detenidos.