Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff acusa al gobierno interino de "ilegítimo"

La recién suspendida de la presidencia de Brasil Dilma Rousseff pronunció ayer unas declaraciones en una reunión con la prensa internacional en las que afirmaba que el gobierno interino que le ha reemplazado es “ilegítimo desde el punto de vista de los votos”.

Rousseff se comprometió a luchar para reconstruir el apoyo parlamentario y volver a la presidencia de Brasil. El presidente interior Michel Temer, liberal, asumió el cargo de presidente el pasado jueves después de que Rousseff fuera suspendida por el Senado brasileño por hasta 180 días, mientras es investigada por presuntamente violar las reglas presupuestarias.

A pesar de que no tiene mandato electoral Temer dio a conocer de inmediato el mismo jueves que asumió el cargo una agenda de contrarreformas liberales, entre las que incluye recortes del gasto público y recorte de las pensiones, que van a hacer que Brasil pivote hacia la derecha tras 13 años de gobierno de izquierdas del Partido de los Trabajadores.