Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duterte describe a la Iglesia como "la institución más hipócrita" de Filipinas

El presidente electo de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha descrito este domingo a la Iglesia Católica como "la institución más hipócrita" del país, acusando a varios obispos de reclamar favores a varios políticos, incluido él.
Duterte, que ha dirigido duros insultos a los obispos durante sus declaraciones, les ha acusado de beneficiarse de dinero público mientras la gente pobre "no puede permitirse pagar medicinas", según ha informado el diario local 'Inquirer'.
"Si empiezo a nombrar a los obispos que se casaron o que tienen mujeres en sus vidas, la Iglesia Católica explotaría", ha dicho, agregando que "han pedido muchos favores". "Puedo enseñar sus cartas", ha asegurado.
"Soy cristiano, pero soy realista respecto a que debemos hacer algo con la superpoblación. El sector religioso, sus creencias fundamentalistas, no solucionarán los problemas del país", ha remachado.
La Iglesia no se ha pronunciado por el momento sobre las declaraciones del presidente electo. Filipinas, un país con un 80 por ciento de católicos, es el país con mayor población católica de Asia.
Duterte, que se autodefine como "socialista", será el primer presidente filipino nacido en la isla de Mindanao, una región muy pobre del sur del país. Durante la campaña se ha forjado el apodo de 'Trump del Este' por sus polémicas declaraciones. Duterte, de 71 años de edad, era hasta ahora alcalde de la ciudad de Davao.