Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y la UE critican el anuncio de Israel de construir más de 1.000 viviendas en Jerusalén Este

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han criticado duramente este lunes el anuncio del Gobierno israelí de construcción de 1.060 nuevas viviendas para judíos en Jerusalén Este, en una nueva violación de las convenciones de Ginebra que prohíben la colonización de territorios bajo ocupación militar.
La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Jennifer Psaki, ha afirmado que "este tipo de acción es incompatible con la paz", al tiempo que ha reiterado que Washington "considera todas las actividades en los asentamientos como ilegítimas".
Asimismo, ha rechazado "de forma inequívoca" todos aquellos "pasos unilaterales que prejuzguen el futuro de Jerusalén", si bien ha recalcado que los lazos entre Estados Unidos e Israel "siguen siendo fuertes".
"A veces estamos en desacuerdo con las acciones del Gobierno israelí, incluido el asunto de los asentamientos. Esto es algo que expresamos, pero no significa que no tengamos una relación fuerte y formidable que continúa", ha dicho Psaki.
Por su parte, la UE ha pedido a Israel que aclare su decisión, que ha descrito como "imprudente e inoportuna", al tiempo que ha recalcado que la misma "pone en duda el compromiso de Israel con una solución negociada con los palestinos", según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.
"Recalcamos que el desarrollo futuro de las relaciones entre la UE e Israel dependerá de su compromiso con una paz duradera basada en una solución que contemple dos estados", ha dicho Maja Kocijancic, portavoz de la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton.
EL ÚLTIMO ANUNCIO
Fuentes de la oficina del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, han informado al periódico 'Yedioth Aharonoth' que serán aproximadamente 660 unidades habitacionales en el barrio de Ramat Shlomo y otras 400 en el de Har Homa.
Los terrenos en los que se construirán estas viviendas ya estarían en manos de la Administración de Tierras de Israel, por lo que sólo restarían las licencias de construcción.
La iniciativa incluye además la construcción de infraestructuras en Cisjordania, especialmente carreteras, atendiendo a criterios de seguridad.
Ya el domingo se difundieron informaciones sobre la intención del Gobierno israelí de construir unas 2.000 viviendas más en los asentamientos judíos más importantes de Cisjordania.
Con estas iniciativas, según la prensa israelí, Netanyahu pretende consolidar el apoyo de la derecha israelí antes del inicio del nuevo curso legislativo, este mismo lunes.
CRÍTICAS PALESTINAS
En respuesta, el jefe negociador de la Organización para la Liberación de Palestina, Saeb Erekat, ha condenado la iniciativa israelí. "Este anuncio es una prueba más de la intención de perpetrar crímenes castigados por el Derecho Internacional", ha afirmado, según recoge la agencia de noticias oficial palestina Wafa.
Erekat ha pedido además una "medidas decididas" a la comunidad internacional para salvar la solución de los dos estados ante el "expansionismo colonial" israelí.
Por su parte, el dirigente del movimiento Al Fatá Yibril Rayub ha advertido de que los anuncios de nuevas viviendas para judíos en Cisjordania podrían provocar una "explosión" de violencia en los territorios palestinos.
"Este tipo de actos unilaterales provocarán una explosión", ha advertido Rayub, que ha alertado de que la violencia del pasado verano en Gaza podría reproducirse en Cisjordania como consecuencia de las decisiones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
"Si quiere seguir apretándonos a todos en un círculo vicioso de sangre y muerte, llegaremos al mismo final que en Gaza", ha afirmado, según recoge el periódico israelí 'The Jerusalem Post'.