Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU devolverá 1.550 millones a Irán por los fondos entregados para adquirir armamento para el sah

Estados Unidos ha anunciado este domingo un acuerdo alcanzado con Irán para devolver 1.700 millones de dólares (1.550 millones de euros) a la República Islámica en la devolución del dinero que había entregado el régimen del sah Mohammad Reza Pahlevi a Washington a cuenta de la futura compra de armamento.
La cantidad original demandada por Irán eran los 400 millones de dólares que había transferido el Gobierno iraní anterior a la Revolución Islámica de 1979, pero con los intereses, ambas partes han cerrado una cifra final de 1.700 millones. Estos fondos estaban bloqueados desde 1981.
"En contactos bilaterales constructivos hemos llegado a un acuerdo justo sobre esta reclamación y, dado el riesgo de litigar, es lo mejor para Estados Unidos", ha explicado el secretario estadounidense, John Kerry, en un comunicado oficial.
"El pago para Irán se basa en una tasa de interés razonable y por consiguiente Irán no podrá pedir una mayor cantidad en el tribunal y se evita así que los contribuyentes estadounidenses tengan que pagar más dinero", ha indicado Kerry.
El caso estaba siendo seguido en el Tribunal de Reclamaciones Irán-Estados Unidos con sede en La Haya. En este tribunal se han investigado también las peticiones de indemnización de ciudadanos estadounidenses afectados por la Revolución Islámica.
"La totalidad de las 4.700 reclamaciones de ciudadanos particulares estadounidenses presentadas ante el tribunal fueron resueltas durante los 20 primeros años de existencia del mismo y se saldaron con pagos de 2.500 millones de dólares", recuerda el comunicado de Kerry.
Sin embargo, reconoce que aún quedan "reclamaciones importantes pendientes" en el tribunal, "la mayoría presentadas por Irán contra Estados Unidos". "Vamos a seguir afrontando estas reclamaciones de forma adecuada", ha apostillado Kerry.