Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ELN revela que hubo contactos exploratorios con Uribe

Acusa al expresidente de criticar ahora lo que él ya hizo en el pasado
La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha revelado que mantuvo contactos exploratorios con el Gobierno del presidente Álvaro Uribe durante el primer mandato de éste que arrancaron en septiembre de 2002.
A través de la cuenta en Twitter @ELN_RANPAL, una de las cuentas que según los medios colombianos emplea la segunda guerrilla del país, el ELN ve "contradictorios" los "cuestionamientos" al proceso de paz iniciado por el presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) teniendo en cuenta "las acciones tomadas por él durante su administración 2002-2010".
Según precisa, en septiembre de 2002, un Uribe "recién posesionado, le planteó al ELN su disposición de iniciar diálogos de paz", a lo que la guerrilla "dio respuesta positiva y se abrieron las conversaciones exploratorias que duraron cuatro meses".
"Posteriormente, con el aporte del Gobierno mexicano, se inició este esfuerzo de diálogo con Uribe desarrollado desde 2005 a 2007", añade la guerrilla, aclarando que en los más de dos años de "diálogos con el Gobierno" del ahora senador, "no se tocó el tema de las armas".
"Se actuó sobre el entendido (de) que si se superaba terrorismo de Estado y se democratizaba el país, el ELN no desarrollaría más la lucha armada", se aclara en otro 'tuit'.
"En el ELN creemos que si se demuestra fin del terrorismo de Estado y se democratiza el país, no tendremos base para seguir alzados en armas", asegura la guerrilla que lidera Nicolás Rodríguez Bautista alias 'Gabino'.
CASA DE PAZ
"Como parte de los acuerdos logrados con el Gobierno de Uribe, se estableció una oficina pública del ELN llamada Casa de Paz" que se instaló en Medellín y "por orden" del Ejecutivo "contó con custodia de la Policía Nacional", prosigue el relato de la guerrilla.
El acuerdo "contemplaba extender las Casas de Paz a Bogotá, Cali y otras ciudades, de acuerdo a desarrollos del proceso" y durante este tiempo, "el comandante Antonio García", uno de los miembros del Comando Central del ELN, "viajó a La Habana y a la Casa de Paz de Medellín" con "la debida autorización" gubernamental.
En la Casa de Paz de Medellín, Antoni García mantuvo "varios encuentros con líderes políticos y sociales de toda Colombia" y, "con autorización" de Uribe, "siempre estuvo protegido por CRI (el Comité Internacional de la Cruz Roja) y delegados de países amigos del proceso".
FINANCIACIÓN EXTERIOR
Según precisa la guerrilla, tanto el Gobierno como el ELN recibieron "dineros para funcionamiento" del proceso procedentes de "países amigos y la ONU", si bien, con la salvedad de la mención a México no se aclara de qué países se trata.
Así las cosas, la guerrilla replica a Uribe, que se ha mostrado muy crítico con el proceso de paz entre el actual Gobierno y las FARC, que "no aceptaríamos que alguien dijera que avances anteriores significaron capitulaciones de su gobierno frente al ELN".
"Es inconsistente considerar acertado lo que usted realizó en materia de paz como presidente y descalificar lo que hoy se hace", subraya. "La crítica sana y constructiva se necesita en el proceso de paz y significa aportar a que dificultades se resuelvan", añade.
"Lo constructivo para el proceso de paz no es sembrar cizaña y mentir, aprovechando la desinformación existente", critica la guerrilla, que defiende la "participación protagónica de la sociedad en el proceso de paz" como "indispensable para el avance".
"La participación protagónica de la sociedad puede derrotar las campañas publicitarias perversas contra la solución política del conflicto", remacha el ELN, que actualmente mantiene conversaciones exploratorias con el Gobierno de Santos y que podrían desembocar en un único proceso de paz unido al que ya está en curso desde hace casi dos años con las FARC.