Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto subraya que "el turismo no es el objetivo" de los atentados

Destaca la importancia del turismo español y confía en que se recupere
El ministro de Turismo de Egipto, Hisham Zaazou, ha afirmado que "el turismo no es el objetivo" de los atentados perpetrados en los últimos meses en la nación árabe, sino que es "el Gobierno en forma de policías y militares".
En una rueda de prensa ofrecida este viernes en el marco de la Feria Internacional del Turismo (FITUR) 2016, celebrada en Madrid, Zaazou se ha referido al impacto que los atentados yihadistas han tenido sobre el sector turístico de Egipto.
Zaazou ha aludido específicamente al ataque con bomba perpetrado el pasado 31 de octubre por el Estado Islámico contra un avión de la aerolínea rusa Metrojet en el enclave turístico de Sharm el Seij, que se saldó con la muerte de 224 personas.
"El impacto fue muy grande", ha admitido Zaazou, recordando que Rusia y Reino Unido --de dónde proceden la mayoría de los turistas de Sharm el Seij-- cancelaron los vuelos a Egipto lo que se tradujo en pérdidas de 300 millones de dólares mensuales en noviembre y diciembre.
Interrogado sobre el atentado ocurrido el jueves en la ciudad de Giza, justo en la carretera que conduce a las pirámides, Zaazou ha aclarado que, a pesar de la cercanía a este punto turístico, "fue contra la Guardia Nacional".
"El turismo no es el objetivo (de los atentados ocurridos en Egipto), es el Gobierno en forma de policías y militares", ha sostenido el ministro, detallando que "el incidente en Giza" se debió al "enfrentamiento de dos facciones".
Zaazou se ha mostrado consciente de "los grandes desafíos" a los que se enfrenta toda la comunidad internacional, "no solo Egipto", pero ha pedido a los turistas "no dar la oportunidad a los terroristas de conseguir lo que quieren".
"Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo, pero ningún país, ni siquiera España, es inmune a un ataque terrorista", ha sentenciado.
PLAN DE SEGURIDAD
Por eso, ha informado de que Egipto "va a tomar las medidas necesarias" para frenar los ataques terroristas. En este sentido, ha revelado que el Gobierno ha contratado a la empresa británica Control Risk para evaluar la seguridad de los aeropuertos.
Control Risk se centrará en los aeropuertos de El Cairo y Sharm el Seij, aunque Zaazou no ha descartado extenderlo a otros. La compañía analizará la situación actual y las necesidades y formulará recomendaciones al Gobierno egipcio.
Zaazou ha explicado que la intención es que "un tercero independiente" ayude a Egipto a "alcanzar la excelencia en seguridad". "Si en el mundo hay la percepción de que nuestros aeropuertos no son seguros, tenemos que hacer algo para solucionarlo", ha asumido.
Por otro lado, el Ministerio de Interior se encargará de "elevar el nivel de seguridad" en las carreteras que conducen a los lugares turísticos y en los resort.
En total se prevé una inversión adicional de 200 millones de dólares que se traducirá en personal más capacitado, circuitos cerrados de televisión, equipos de escáner y conexiones de fibra óptica con los centros de mando, entre otras.
EN CIFRAS
Zaazou ha contado que el sector turístico en Egipto, que representa el 11,5 por ciento del PIB y da empleo a cuatro millones de personas, tanto directa como indirectamente, se ha resentido desde las protestas populares que acabaron con el régimen de Hosni Mubarak, en 2011.
Antes de la Revolución Egipto alcanzó el récord histórico de 14 millones de turistas. "Después hubo una gran caída y ahora nos hemos estabilizado en torno a los diez millones", ha indicado. Pero con los últimos sucesos han pasado de 9,9 millones de turistas en 2014 a 9,3 en 2015.
El mercado de turistas españoles también cayó como consecuencia de la inestabilidad política en Egipto "pero somos optimistas porque hemos visto una tendencia al alza". Así, mientras que en 2014 el país recibió 25.000 turistas españoles, en 2015 estuvo cerca de los 30.000.
"El mercado español es muy importante para nosotros porque necesitamos turistas que vengan a visitar nuestros sitio históricos, nuestra arqueología, nuestra cultura. Hay otros países europeos que se centran en nuestras playas, algo que los turistas españoles no hacen porque también hay playas fantásticas aquí", ha valorado.
Zaazou se ha mostrado "muy optimista" ante la mejora del sector turístico y ha revelado que "en abril va a haber muy buenas noticias: un nuevo descubrimiento" porque parece ser que detrás de una de las paredes de la tumba de Tutankamon hay "otra cámara con tesoros similares".
"Creo que va a ser realidad porque he visto los primeros análisis, según los cuales hay algo importante ahí detrás (...) Va a ser un 'big ban' turístico. Todo el mundo querrá venir a Egipto para verlo", ha confiado.