Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército mata a 50 presuntos insurgentes de Boko Haram en el estado de Nasarawa

Las fuerzas de seguridad de Nigeria han matado a 50 presuntos insurgentes de la secta islamista Boko Haram en el estado de Nasarawa (centro), en el marco de un enfrentamiento armado en la localidad de Keana, según ha informado el diario nigeriano 'The Guardian'.
Fuentes gubernamentales han indicado que el Ejército había lanzado una operación bajo el nombre 'Operación Restaurar la Paz' en la zona, que se ha saldado además con la destrucción de varios campamentos de entrenamiento utilizados por los insurgentes.
Este mismo jueves, el presidente del país, Goodluck Jonathan, ha solicitado a los países occidentales que ayuden a Abuya en su lucha contra el terrorismo, argumentando que, con dicha ayuda, Nigeria y otros países africanos podrían hacer frente al incremento de la inseguridad en el continente.
Boko Haram, cuya lucha para crear un estado islámico en el norte de Nigeria se ha cobrado miles de vidas, está cometiendo cada vez más ataques contra la población civil.
Más de 3.000 personas han muerto en los últimos cuatro años en los ataques perpetrados por el grupo contra las fuerzas de seguridad en la mitad norte y en la franja central de Nigeria, unas zonas donde los musulmanes son mayoría, frente al sur, predominantemente cristiano y donde se concentra la mayoría de los recursos naturales y la industria nigeriana.
Esta misma semana, la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) cifró en 1.500 el número de muertos, más de la mitad de ellas civiles, en ataques de Boko Haram y las "descontroladas represalias por parte de las fuerzas de seguridad nigerianas" en los tres primeros meses de 2014.
"La escalada de violencia en el noreste de Nigeria en 2014 ha evolucionado hacia una situación de conflicto armado no internacional en el que todas las partes están violando el Derecho Internacional Humanitario", aseguró el director de Investigación para África de AI, Netsanet Belay.