Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan dice que su nuevo cargo "es solo un cambio de nombre" y seguirá "sirviendo" a Turquía del mismo modo

El primer ministro saliente, Recep Tayyip Erdogan, ha dejado claro este miércoles que su elección como presidente no supondrá ningún cambio y habrá continuidad con el nombramiento del hasta ahora ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, como nuevo jefe de Gobierno y líder del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP).
Ante miles de seguidores den AKP en un acto en Ankara en el que cederá el testigo al frente del partido a Davutoglu, Erdogan ha asegurado que el asumir mañana la jefatura del Estado, tras ser elegido presidente en las primeras elecciones directas en el país, supondrá "un nuevo comienzo".
"Esto no significa un cambio de misión, es simplemente un cambio de nombre y nunca una despedida", ha afirmado Erdogan, para quien su cambio de cargo supone "un nuevo comienzo" y por tanto no está "diciendo adiós a la gente".
"Seguiremos sirviendo a los ciudadanos del mismo modo", ha prometido Erdogan, según recoge el diario 'Hurriyet'. "Si Dios quiere, daremos a Davutoglu el mandato para formar gobierno mañana y el nuevo gabinete será anunciado el viernes", ha adelantado.
Erdogan, que llegó al poder en 2003, anunció la semana pasada de Davutoglu, uno de sus más cercanos colaboradores estos años, como su sucesor al frente del Gobierno y el partido, confirmando así que no prevé soltar las riendas del país y que asumirá una presidencia mucho más activa que el mero rol ceremonial que tenía hasta ahora el cargo.