Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estonia, Lituania, Dinamarca, Luxemburgo y Países Bajos defienden reforzar sanciones de la UE contra Rusia

Alemania teme que "la situación esté fuera de control" y avisa de que si se prolonga será más difícil encontrar "soluciones políticas"
Estonia, Lituania, Dinamarca, Luxemburgo y Países Bajos han defendido en mayor o menor medida que la Unión Europea apruebe más sanciones en respuesta a la escalada militar de Rusia en el este de Ucrania después de que se haya constatado la presencia de tropas rusas sobre el terreno.
"El círculo de las medidas y sanciones sí debe ampliarse. Hay muchas posibilidades porque el impacto es importante. Es importante realmente que 28 países estén de acuerdo y en este sentido hay cosas realistas sobre la mesa y podemos tener consenso", ha explicado el ministro de Exteriores estonio, Urnas Paet, en declaraciones a la prensa en Milán, donde los jefes de la diplomacia europea discuten el refuerzo de las sanciones de cara a preparar la cumbre de los líderes europeos este sábado en Bruselas.
"Lamentablemente, como todos podemos ver, ningún paso político ni diplomático ha dado resultado hasta ahora. Incluso las sanciones no han dado ningún resultado. Vemos una escalada en el conflicto en el este de Ucrania con la participación directa de Rusia y significa que es natural que la Unión Europea debe una vez más muy seriamente discutir posibles nuevas medidas", ha explicado el estonio, que ha dejado claro que su país no está más preocupado por sus fronteras que "otro país europeo o de la OTAN".
El ministro de Exteriores lituano, Linas Linkevicius, cuyo país es otro de los partidarios de la línea dura contra Rusia, ha defendido también que "más sanciones deben considerarse" al considerar "alarmante" que Rusia "niegue lo que es obvio", al tiempo que ha reclamado que los europeos consideren "todo el apoyo posible" al Gobierno ucraniano, incluido "material militar" porque se está enfrentando a "una invasión".
"No estamos hablando de enviar soldados", ha recalcado el lituano, que ha insistido en que Kiev no está pidiendo el despliegue de militares.
Por su parte, el ministro de Exteriores danés, Martin Lidegaard, también ha dejado claro que las tropas rusas en Ucrania "pide más sanciones". "No es que crea que las sanciones van a resolver todos los problemas, es que creo que no podemos permitir tales pasos rusos sin reaccionar", ha recalcado, si bien ha dejado claro que la solución "real" pasa por negociar "una solución pacífica que satisfaga a Ucrania, Rusia y la UE".
El ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans, ha considerado "realmente inaceptable" que Rusia "continúe creando problemas en un país vecino" y no ha descartado "incluso más" medidas.
"No estoy seguro de que habrá sanciones mañana pero esto no puede quedar sin respuesta", ha zanjado el jefe de la diplomacia holandesa, cuyo país sufrió el mayor número de víctimas del derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines por un misil lanzado desde territorio controlado por los rebeldes en el este de Ucrania, suceso que desencadenó sanciones económicas de la UE y Estados Unidos contra Rusia en el sector financiero, militar y energético.
Su homólogo de Luxemburgo, Jean Asselborn, también ha considerado que" toda la diplomacia ha llegado a una fase en la que ya no funciona". "No podemos no hacer nada, ni mirar para otro lado", ha apostillado, evocando "todas las opciones de sanciones".
El ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, ha advertido de que si no se impide un enfrentamiento militar entre las fuerzas ucranianas y rusas será más difícil encontrar "soluciones políticas".
"Las violaciones de la frontera que estamos observando nos hacen temer que la situación esté fuera de control. Por ello, hace falta poner fin a esto si queremos impedir una confrontación militar inmediata entre las fuerzas rusas y ucranianas", ha defendido el jefe de la diplomacia alemana, que ha avisado de que "si la situación se prolonga, encontrar soluciones diplomáticas será más y más difícil".
La canciller alemana, Angela Merkel, ya avanzó este jueves que los líderes europeos discutirán el refuerzo de las sanciones contra Rusia en respuesta a la escalada de tropas rusas en Ucrania.
Los líderes europeos podrían "encargar" a la Comisión Europea y al Servicio Europeo de Acción Exterior que preparen una nueva ronda de sanciones contra Rusia, después de que se haya constatado la presencia de tropas rusas en el territorio ucraniano y cuya presencia han admitido las fuerzas separatistas, según han avanzado fuentes europeas.