Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales defiende la lucha indígena de Bolivia en Vaticano

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha ensalzado este miércoles la lucha indígena "contra el colonialismo externo e interno" desde sus antepasados, durante una conferencia pronunciada en la Cumbre de movimientos sociales que se ha celebrado este miércoles en Vaticano.
"Nuestros antepasados nos dejaron principios de lucha contra el colonialismo", ha señalado Morales, que ha destacado "los principios" y valores indígenas como legado al pueblo boliviano, a la vez que ha denunciado que "aquellos que caminaban de pie murieron asesinados o descuartizados".
En este sentido, ha denunciado que algunos dirigentes sindicales fuesen "aliados de las dictaduras militares", pese a "hacerse llamar socialdemócratas", tal y como ha recogido la cadena de televisión panamericana TeleSur.
El Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, promovido por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, comenzó el pasado lunes y ha finalizado este miércoles. En este acto han participado alrededor de 200 representantes de múltiples organizaciones de base de todo el mundo, especialmente latinoamericanas. Morales es el único dignatario que participa en el evento, pero lo hace en calidad de líder indígena.
Durante la jornada del martes Morales compartió cena con el Papa Francisco en Casa de Santa Marta, en Vaticano. Según informó la Oficina de prensa de Presidencia de Bolivia, el Pontífice y el mandatario "compartieron una comida a puerta cerrada".
El portavoz oficial de Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha calificado la cena de "informal" y, por tanto, "no oficial". Lombardi ha remarcado que la visita no fue organizada a través de los tradicionales "canales diplomáticos".
"El encuentro no oficial e informal entre el Santo Padre y el presidente de esta noche es una expresión de afecto y cercanía al pueblo y a la Iglesia de Bolivia y es un apoyo a la mejora de la las relaciones entre las autoridades y la Iglesia en el país", ha añadido.