Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales admite preocupación por la "tardanza" en el recuento electoral

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha admitido estar preocupado por la "tardanza" en el recuento de votos de las elecciones del domingo, aunque ha atribuido las complicaciones a "problemas internos" dentro del Tribunal Supremo Electoral (TSE).
"A todos nos preocupa que haya tardanza en el cómputo oficial que tiene que hacer el Tribunal Supremo Electoral", ha dicho Morales, que acto seguido ha querido dejar claro que el Gobierno "jamás" ha tratado de manipular al ente para que favorezca al Movimiento al Socialismo (MAS), según informa la agencia de noticias ABI.
En este sentido, ha tachado de falsas las acusaciones de la oposición sobre la posibilidad de que el TSE esté "cocinando datos" para favorecer al partido oficialista, vencedor de los comicios parlamentarios y presidenciales del domingo.
El mandatario, en cambio, ha instado a las autoridades electorales a resolver sus "problemas internos" y ha criticado que todos los vocales de la institución quieran tener protagonismo. Morales se ha referido en concreto al vocal Irineo Zuna, al que ha acusado de hacer "mucho daño" al TSE. "Ya tengo información, estamos esperando a ver", ha apuntado, sin entrar en más detalles.
La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) también ha constatado que el recuento de votos transcurre de un modo "extremadamente lento", algo a lo que el TSE ha parecido reaccionar acelerando la difusión de datos.
El órgano electoral ha actualizado este miércoles su recuento al 90,08 por ciento y ha confirmado la amplia ventaja de Morales, que obtuvo el 59,88 por ciento de las papeletas. Al presidente le sigue el líder de Unidad Democrática (UD), Samuel Doria Medina, con un 25,07 por ciento.
FINANCIACIÓN DE PARTIDOS
Los observadores de la OEA también han sugerido en su balance electoral la posibilidad de recuperar la financiación a partidos políticos. En 2008, el Gobierno de Morales eliminó la entrega de fondos públicos y redirigió 40 millones de bolivianos (unos 4,5 millones de euros) a un fondo para personas discapacitadas.
Morales ha reiterado este miércoles que es "enemigo" de que los partidos reciban fondos del Estado, pero se ha mostrado abierto a "debatir" las sugerencias de la OEA en esta materia, según el periódico 'La Razón'.