Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pedirá la pena de muerte para el hombre que decapitó a una excompañera de trabajo en Oklahoma

La Fiscalía estadounidense pedirá la pena de muerte para el hombre detenido por la decapitación de una excompañera en una empresa de Oklahoma, acusado de homicidio en primer grado por esta muerte y de un intento de homicidio por el ataque cometido contra otra mujer.
El Ministerio Público ya había adelantado que "probablemente" solicitaría la pena de muerte, pero este jueves lo ha confirmado en un documento remitido ante la corte por el fiscal Greg Mashburn, según la cadena CNN.
La Fiscalía alega en su escrito tanto la "atrocidad" del crimen perpretrado la semana pasada como el hecho de que el detenido, que ya tenía antecedentes, supone una "amenaza continua para la sociedad".
La Policía ha asegurado que Alton Alexander Nolen, de 30 años de edad y convertido al Islam, cometió el crimen tras conocer su despido. Llegó al centro de procesamiento de comida donde trabajaba en busca de "venganza", según Mashburn.
Según la versión oficial, Nolen llevaba un cuchillo y atacó a una de las primeras personas a las que se encontró, una mujer de 54 años a la que llegó a cortar la cabeza. También atacó a una segunda mujer --estable en el hospital-- antes de que el responsable de la empresa le disparase dos veces.
El FBI también se ha sumado a las investigaciones porque Nolen "habló en árabe" durante su ataque. En sus perfiles de redes sociales utiliza un nombre musulmán y se presenta con una fotografía de lo que parece ser un combatiente armado.