Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fort McMurray, sitiada por el fuego

Turno de noche de los bomberos de Fort McMurray, en Canadá, y un cielo anaranjado que no tarda en mostrar su pesadilla. La de unas llamas de casi cincuenta metros de altura que lo devoran todo en segundos, como si fuera de papel. Menos de un minuto tarda en arder una casa por completo para convertirse en un montón de escombros humeantes que, desde el cielo, reflejan un paisaje lleno de parches: los de los cimientos donde estuvieron los hogares de miles de personas.