Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia pide discutir "la devolución de los poderes de Bashar al Assad" en la cita del 25 de enero en Ginebra

Alemania defiende mejorar el acceso al mercado europeo para los países que más refugiados sirios acogen como Jordania
El Gobierno francés ha defendido este lunes la necesidad de incluir en la agenda de la que se espera sea la primera reunión entre representantes del régimen sirio y de la oposición --el 25 de enero en Ginebra-- "la devolución de los poderes de Bashar al Assad", cuyo futuro sigue siendo el principal escollo en las negociaciones.
El secretario de Estado francés, Harlem Désir, ha admitido que la única "solución duradera" posible para Siria es "política" y ha defendido la necesidad de "intensificar a la vez nuestra lucha contra Daesh y absolutamente que las negociaciones entre sirios comiencen en la fecha prevista, es decir, el 25 de enero".
"Para que esta solución se pueda poner en marcha hace falta que cesen los bombardeos contra la población civil y la oposición moderada, que haya acceso humanitario en las zonas donde las poblaciones están sitiadas hoy y que la transición política pueda comenzar, poniendo en la agenda la cuestión de la devolución de los poderes de Bashar al Assad", ha advertido en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores de la UE.
Los Veintiocho abordarán la situación en Siria e Irak y los acontecimientos en la región tras el deterioro de las relaciones entre Arabia Saudí e Irán tras la ejecución de un importante clérigo chií, incluido durante el almuerzo con el ministro de Exteriores jordano, Nasser Judeh.
Désir ha subrayado "los progresos" que se han hecho contra el Estado Islámico en Irak tras la recuperación de varias localidades en poder de la organización terrorista y ha subrayado el apoyo europeo al Gobierno iraquí en sus reformas, aunque ha dejado claro que debe ser "lo más inclusivo posible" para permitir la reconciliación nacional "especialmente entre suníes y chiíes" y centrarse en la lucha contra el terrorismo y Daesh.
El ministro de Exteriores británico, Philip Hammond, ha advertido de que "la situación ahora es más compleja" en Siria por "la implicación de las fuerzas militares rusas", cuyas acciones han "reforzado al régimen sirio" y ha calificado de "desarrollo no útil" y, aunque ha confiado en que Rusia "se mantenga comprometido con el proceso político", ha admitido no poder garantizarlo.
Por su parte, el ministro de Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, ha considerado "histórico" el acuerdo nuclear con Irán que ha comenzado a aplicarse este sábado pasado después de que la Agencia Internacional de la Energía Atómica haya confirmado que Teherán ha cumplido sus compromisos, permitiendo el levantamiento de las sanciones nucleares por la ONU, la UE y Estados Unidos, aunque ha advertido de que la situación "frágil" en Siria tras "el nuevo conflicto entre Arabia Saudí e Irán", motivo por el cuál discutirán las "posibilidades" para evitar que este conflicto "explote".
MEJORAR EL ACCESO AL MERCADO EUROPEO DE JORDANIA
Steinmeier también ha confiado en que se recaben "los recursos financieros necesarios" tras advertir de "las condiciones humanitarias terribles" en Siria en la conferencia de apoyo a los refugiados sirios, dentro y fuera del país, que organizarán conjuntamente Reino Unido, Alemania, Francia, Kuwait y la ONU el 4 de febrero en Londres y ha defendido "mejorar el acceso al mercado" europeo para los países vecinos que han asumido "la mayor carga en la región" para acoger a los refugiados sirios como Jordania. "Veremos si esto posible a lo largo de hoy", ha explicado.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reconocido que "la paz no va a llegar pronto y fácilmente" en Siria, como tampoco ocurrió en el acuerdo nuclear con Irán, pero ha recalcado que éste "al final llegó" y ha insistido en la necesidad de mejorar las condiciones sobre el terreno para la población siria hasta que se alcance un acuerdo que permita poner fin al conflicto, al tiempo que ha confiado en que el acuerdo nuclear con Irán permita "trabajar con aliento también en otros procesos diplomáticos en Siria y en otras crisis que tenemos abiertas".