Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frontex pide a los Estados miembros barcos y aviones para la operación Tritón de apoyo a Italia

La Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) ha pedido a los Estados miembros que aporten barcos, aviones y personal para la nueva operación de patrulla marítima Tritón, que la UE lanzará a partir del 1 de noviembre en el Mediterráneo Central. Su objetivo es apoyar a Italia y su operación Mare Nostrum de búsqueda y salvamento de inmigrantes irregulares que tratan de llegar desde Libia.
En concreto, Frontex reclama dos aviones de vigilancia de ala fija, tres barcos de patrulla y siete equipos de agentes para identificaciones y recopilación de inteligencia. En la operación también participarán activos italianos, según ha informado este martes la Comisión.
"Con el lanzamiento de la operación Tritón, diseñada según las necesidades y peticiones definidas por las autoridades italianas, la UE muestra solidaridad concreta con Italia, reforzando su vigilancia fronteriza y apoyando sus esfuerzos humanitarios", ha dicho la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, en un comunicado.
"Espero que los Estados miembros respondan ahora a la petición de equipos y agentes realizada por Frontex, de forma que Tritón pueda estar en funcionamiento pronto. El Mediterráneo es un mar europeo y una responsabilidad europea", ha subrayado Malmström.
El presupuesto mensual de Tritón será de alrededor de 2,9 millones de euros al mes. Para financiar el lanzamiento y la primera fase de la operación se han reasignado fondos del Fondo de Seguridad Interior y del presupuesto de Frontex. No obstante, Bruselas pide a la Eurocámara y a los Gobiernos que pacten un aumento presupuestario para poder continuar en 2015.
El Ejecutivo comunitario ha insistido en que Tritón no sustituye a Mare Nostrum sino que debe verse como un complemento. "El futuro de Mare Nostrum es una decisión de Italia. Tritón no afectará a las responsabilidades de los Estados miembros a la hora de controlar su parte de las fronteras exteriores de la UE ni a sus obligaciones de búsqueda y rescate de gente en peligro. Confío en que Italia continuará cumpliendo sus obligaciones europeas e internacionales", ha dicho Malmström.