Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Correa afirma que ha invertido en educación 30 veces más que los últimos siete ejecutivos juntos

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de Ecuador ha reflejado en un informe que la inversión del Estado en la educación desde que el presidente del país, Rafael Correa, llegara al cargo en 2007, ha sido 30 veces superior a los últimos siete gobiernos juntos.
Así, el documento apunta a que mientras en 2006, año anterior a Correa, la inversión en educación alcanzó los 1.100 millones de dólares, en 2012 era ya de 2.800.
Por otro lado, hasta la fecha, solo en educación universitaria se han empleado casi 7.500 millones de dólares de las partidas públicas, lo que supone la cantidad más alta destinada en la historia de Ecuador, y una de las más cuantiosas en toda América Latina en relación al Producto Interior Bruto (PIB) del país, que el pasado año fue del 1,83 por ciento.
La puesta en marcha del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA) --organismo con el que se incrementaron las tasas de ingreso y matriculación en las universidades en 71,99 por ciento, así como las becas para estudiar en el exterior-- ha sido otro de los avances en materia de educación e investigación cosechados durante los últimos años, tal y como ha informado la agencia de noticias ecuatoriana Andes.
El encargado de la secretaría, René Ramírez, también ha recordado en el texto la creación, tras la aprobación de la Asamblea en 2013, de cuatro universidades en el país, las cuales entrarán en funcionamiento a lo largo de este año, así como la mejora de las infraestructuras en los centros docentes y en las escuelas de las zonas rurales.
La gratuidad en escuelas, colegios y universidades públicas, permitiendo la incorporación de jóvenes con menos recursos económicos; o la entrega de libros para los estudiantes menores de edad, así como de becas de comedor, son otros puntos a destacar en el sistema educativo ecuatoriano desde 2007.