Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sirio bombardea la ciudad sitiada de Daraya tras impedir el acceso a un convoy humanitario

El Gobierno sirio ha bombardeado este jueves la ciudad sitiada de Daraya, acabando con la vida de un padre y su hijo, después de impedir la entrada de un convoy con ayuda humanitaria, en el primer envío de este tipo en más de tres años, según ha informado Amnistía Internacional.
"La cancelación de la entrega ha estado seguida por un bombardeo con fuego de mortero en Daraya por parte de las fuerzas gubernamentales que ha matado a un padre y su hijo y ha dejado al menos otros cinco civiles heridos", ha dicho la ONG.
Amnistía Internacional ha condenado tanto la cancelación de la entrega de ayuda humanitaria como "lo que parece ser un bombardeo indiscriminado que ha matado y herido a población civil", ha subrayado Neil Sammonds, investigador para Siria, Líbano y Jordania.
"Miles de civiles en Daraya necesitan comida y otra ayuda humanitaria esencial y también necesitan ser protegidos de los implacables e ilegales ataques militares de las fuerzas del Gobierno", ha afirmado, al tiempo que ha recordado que "no es solamente que la gente de Daraya lo necesite para sobrevivir, sino que lo exigen el Derecho Humanitario, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y el Grupo Internacional de Apoyo a Siria".
Un convoy formado por el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), la Media Luna Roja de Siria y Naciones Unidas ha permanecido siete horas a las puertas de Daraya, pero finalmente ha tenido que darse la vuelta, a pesar de que contaba con autorización de todas las partes para entrar.
El convoy llevaba suministros médicos esenciales para el hospital de Daraya y material de higiene y para colegios. Además, pretendía distribuir leche para bebés y lanzar una campaña de vacunación para niños menores de 12 años.
El CICR ha insistido en que "debe haber unas condiciones mínimas para la acción humanitaria independiente en Siria, que no se han cumplido hoy". "Urgimos a las autoridades responsables a garantizarnos este acceso inmediatamente", ha reclamado.