Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno amplía la concesión de créditos para que los cubanos puedan comprar ollas y cocinas de inducción

El Gobierno cubano ha ampliado desde este martes la concesión de créditos en pesos convertibles (CUC) para que los ciudadanos puedan adquirir ollas y otros utensilios de cocina, así como cocinas de inducción en las tiendas de la isla, según ha informado el diario oficial 'Granma'.
Con el objetivo de "facilitar a las personas la adquisición de equipos para la cocción de alimentos" se ha publicado este martes una Gaceta Oficial Extraordinaria con una resolución del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) y una instrucción del Banco Central de Cuba (BCC) mediante las que "se autoriza la entrega de créditos bancarios con estos fines".
A partir de ahora, los cubanos podrán comprar en las tiendas comercializadoras en CUC ollas de presión eléctrica, arroceras y de presión convencional, así como cocinas eléctricas de inducción y su menaje.
En virtud de lo aprobado, la compra de estos utensilios será en efectivo o mediante créditos bancarios y, en este último caso, según explica 'Granma', podrán emplearse cheques u otros instrumentos de pago emitidos por el banco.
Para poder obtener un crédito, los interesados deberán solicitarlo en las sucursales de los bancos de Crédito y Comercio, Popular de Ahorro o Metropolitano. Las entidades serán las encargadas de determinar el importe y el plazo de amortización del crédito, en función del análisis de riesgo realizado al solicitante.
En todo caso, los créditos, siempre en pesos cubanos (CUP), podrán ascender al cien por cien del producto a comprar. Cuando la adquisición se vaya a realizar en una tienda comercializadora en CUC, el banco aplicará la tasa de cambio vigente para las operaciones con la población y el cheque se emitirá en CUC, ha precisado el periódico del Partido Comunista cubano.
APARTAR CINCO DÍAS EL PRODUCTO
Una vez aprobado el crédito, el beneficiario podrá "separar" durante cinco días los productos o equipos que quiera adquirir en la tienda, la cual emitirá la correspondiente certificación de reserva de los mismos, y a continuación procederá a gestionar en el banco la emisión del cheque para hacer el efectivo el pago.
Por otra parte, según contempla la Gaceta Oficial, durante este año las tiendas de la red de comercio minorista que ofertan productos en CUP comenzarán a vender cocinas de inducción de una hornilla con su menaje incluido, que estará compuesto por un juego de cuatro piezas en el cual se incluyen una cacerola con tapa, una sartén, un jarro y una cafetera.
En diciembre de 2011 el Gobierno cubano tomó la decisión de permitir el acceso a créditos bancarios a las personas naturales para adquirir bienes y satisfacer otras necesidades, ha recordado el diario oficial. Inicialmente la medida estaba limitada a los pequeños agricultores; los trabajadores por cuenta propia; los que estaban autorizados a ejercer otras formas de gestión no estatal; así como los interesados en comprar materiales de construcción y pagar mano de obra para realizar obras propio en sus viviendas.
No obstante, el propio decreto ley contemplaba ya la posibilidad de ampliar progresivamente este tipo de concesiones, en la medida que las condiciones económicas y financieras del país lo permitieran. Es en este contexto, y en el esfuerzo del Gobierno por buscar "de alternativas para la cocción de los alimentos con equipos más eficientes", en el que se enmarca la medida adoptada este martes y que forma parte de las reformas emprendidas por el Gobierno de Raúl Castro.