Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno y oposición se reúnen tras las manifestaciones del domingo, en las que murió una persona

Los principales rivales políticos de Camboya se han reunido este lunes tras las manifestaciones que se produjeron ayer domingo en la capital, Phnom Penh, en contra del fraude electoral y en favor de una investigación independiente sobre el proceso electoral del pasado mes de julio, en las que murió una persona.
El primer ministro, Hun Sen, en el poder desde hace 28 años, se ha reunido con el líder de la oposición, Sam Rainsy, según ha informado la BBC. Pese al encuentro, la oposición mantiene la convocatoria de las movilizaciones para este mismo lunes y para el martes y mantiene su amenaza de no participar en el nuevo Parlamento, que se reunirá previsiblemente por primera vez el 23 de septiembre.
El gubernamental Partido Popular Camboyano (CCP), de Hun Sen, revalidó su mayoría en las elecciones del pasado 28 julio, tras obtener 68 escaños, frente a los 55 que logró el Partido del Rescate Nacional de Camboya (CNRP), principal formación opositora.
El CNRP asegura que fue el vencedor de las elecciones y ha convocado movilizaciones de protesta. Los contactos que han mantenido hasta ahora los dos principales partidos camboyanos no han dado resultados. El pasado sábado, Hun Sen y el líder del CNRP se reunieron con el rey Norodom Sihamoni sin que se haya logrado ningún tipo de acercamiento.
La marcha de este domingo, la segunda marcha multitudinaria en poco más de una semana, se desarrolló de forma pacífica hasta que llegó a las inmediaciones del Palacio Real, cuando los manifestantes intentaron atravesar una alambrada de seguridad y lanzaron piedras contra los agentes, que respondieron a los ataques.
Un hombre de 29 años, Mao Sok Chan, falleció tras recibir un disparo en la frente durante los enfrentamientos registrados en la noche del domingo en el puente de Kbal Thnal, según informa el diario 'The Phnom Penh Post' en su edición digital. Además se ha informado de cuatro heridos graves con heridas de bala y la Asociación Camboyana de Derechos Humanos y Desarrollo (ADHOC) ha dado cuenta de más de diez detenidos y otros diez heridos.