Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno presenta su declaración de principios e insiste en que son los sirios los que deciden

La delegación del Gobierno sirio en las conversaciones de paz en Ginebra ha presentado este lunes su "declaración de principios" en la que defiende que son los sirios los que tienen la última palabra y pide que se deje de apoyar a los rebeldes, según ha informado la agencia oficial SANA, que ha precisado que la "delegación de la así llamada oposición la rechaza".
El documento insiste sobre la soberanía de Siria y llama a terceros países a "dejar de suministrar armas, entrenamiento o refugio y de incitar a actos de terrorismo", además de insistir en el rechazo a "toda forma de injerencia o diktat, para que los sirios puedan decidir el futuro de su país por las vías diplomáticas", precisa SANA.
Asimismo, el documento presentado por la delegación gubernamental, que desde el sábado mantiene contactos directos con la oposición con la mediación del enviado de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, proclama que "Siria es un Estado democrático sustentado en la soberanía de la ley, la independencia de la justicia, la protección de la unidad nacional y la diversidad cultural".
De acuerdo con la agencia estatal, la oposición "ha rechazado el documento que afirma que los sirios tienen el derecho exclusivo de elegir su sistema político, lejos de cualquier fórmula dada".
Fuentes próximas a la delegación que encabeza el ministro de Exteriores, Walid al Mouallem, han indicado que los representantes del Gobierno siguen estando "abiertos a la discusión de todos los puntos" y que su declaración de principios lo que busca es "llegar a una plataforma común" pero la oposición "lo ha rechazado".