Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer se casa consigo misma

Una mujer se casa consigo mismatelecinco.es

En ocasiones encontrar a la pareja perfecta con la que contraer matrimonio se hace una misión bastante complicada. Por eso Grace Gelder, una joven británica, ha tomado la decisión de casarse consigo misma, tal y como recoge el diario The Guardian.

"Estoy segura que muchos de mis amigos no estaban convencidos de que fuera a hacerlo. Aquellos a los que se lo dije primero creyeron que era una buena idea y me apoyaron mucho", asegura Grace Gelder, que también afirma que recibió el apoyo de su familia cuando les comentó la idea de casarse consigo misma. "Mi abuela me dijo 'Oh, tú siempre pensando en cosas nuevas, Grace' y mis padres dijeron 'Mientras esto te haga feliz, Grace, estaremos contigo'", dijo la joven fotógrafa.
La boda tuvo lugar en una finca de la zona rural de Devon en el mes de marzo. A ella asistieron cerca de 50 amigos, y por parte de su familia sólo pudo ir su hermana, pero por razones logísticas, pues como afirma Grace "estuvieron mandando mensajes de texto de apoyo durante la boda".
La boda fue oficiada por una amiga suya, Tie, quien justo acababa de obtener la licencia para realizar este tipo de ceremonias. "Naturalmente le pedí que me ayudara a organizar la boda y que la oficiara ella. También era su primera ceremonia y, aparte de que era un matrimonio de una persona, era un gran momento para ambas", asegura la británica.
La proposición de matrimonio tuvo lugar en el mes de noviembre, en el banco de un parque al lado de Parliament Hill, en Londres, y en la más estricta intimidad.
Sin embargo, a pesar de que la relación sea con uno mismo, tuvo sus momentos de duda y miedo a la idea de casarse. "Fue en febrero de este año, a falta de un mes para la boda, cuando las dudas empezaron a acrecentarse. Me encontré a mi misma preguntándome, '¿Por qué estoy haciendo esto realmente?, ¿acaso es algún tipo de acto narcisista?", dice la joven, aunque fue gracias a su amiga Tie que supo reconducirse para dar este paso que iba "a cambiar mi vida".
La boda contó con todos los elementos clásicos de la misma, como los votos de compromiso y la entrega de los anillos, aunque estos momentos del acto se redujeran a la mitad.
Grace asegura que se encuentra en gran momento de su vida, y que la celebración de esta boda consigo misma no significa que en un futuro no quiera contraer matrimonio con otra persona.