Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guterres aboga por el reconocimiento de la masacre de Srebrenica por parte de todas las comunidades de Bosnia

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha abogado este lunes por el reconocimiento por parte de todas las comunidades de Bosnia y Herzegovina de la masacre de Srebrenica, con motivo de su 22º aniversario, de cara a una "reconciliación total" en el país.
Las fuerzas serbobosnias del general Ratko Mladic ejecutaron en 1995 a 8.000 hombres y niños musulmanes en el enclave de Srebrenica y esparcieron sus restos en múltiples fosas comunes, en la peor matanza europea tras la Segunda Guerra Mundial.
"La dificultad de crear confianza para permitir una reconciliación total en Bosnia y Herzegovina recae en el pueblo de las varias comunidades del país", ha dicho en su comunicado, añadiendo que "para construir un mejor futuro común las tragedias del pasado deben ser reconocidas por esas comunidades".
En su comunicado, ha resaltado que la masacre fue "la mayor atrocidad en territorio europeo desde la fundación de Naciones Unidas", recordando que este año "se cerraran las puertas del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY), establecido por la ONU para juzgar a los responsables de las graves violaciones del Derecho Humanitario en el territorio de la antigua Yugoslavia".
"En este día recordamos y honramos a los miles de hombres y niños que fueron masacrados, y expresamos nuestra solidaridad con las familias y amigos de aquellos cuyas vidas les fueron arrebatadas", ha manifestado.
Así, Guterres ha recalcado que "los sucesos terribles que ocurrieron en Srebrenica en julio de 1995 son hechos históricos que han sido documentados de forma extensa", agregando que "tanto el TPIY como el Tribunal Penal Internacional (TPI) han concluido que los actos cometidos en Srebrenica constituyeron un genocidio".
"Para ayudar a evitar estas atrocidades en el futuro, debemos mirar con honestidad al pasado y reconocer que estos crímenes ocurrieron, así como nuestro papel al permitir que ocurrieran", ha indicado.
En este sentido, ha destacado que "la comunidad internacional, y la ONU en particular, han aceptado su parte de responsabilidad con respecto a la tragedia de Srebrenica y ha trabajado duro para aprender las lecciones de sus fracasos".
"La ONU está totalmente comprometida a apoyar los esfuerzos de cara a la no repetición y la reconciliación para lograr una paz sostenible, dignidad y justicia para todos", ha remachado Guterres.
Las autoridades serbias han mantenido su negativa a reconocer la masacre de Srebrenica como un genocidio, incluso después de que el TPI condenara a Mladic a cadena perpetua por genocidio.