Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Haniye dice que Hamás aceptará un Estado palestino en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este

El depuesto primer ministro de facto en Gaza, Ismail Haniye, saluda a los seguidores de Hamás, el pasado 14 de diciembre de 2008, durante las celebraciones del 21º aniversario de Hamás. EFE/Archivotelecinco.es
El depuesto primer ministro palestino y líder del movimiento islamista Hamás en Gaza, Ismail Haniye, dijo hoy que su grupo no bloqueará cualquier intento de establecer un Estado palestino en la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este.
"El establecimiento de un Estado palestino en las fronteras de los territorios ocupados en junio de 1967 es un objetivo nacional conjunto y Hamás no será un obstáculo en ese camino", afirmó Haniye, quien fue más lejos al afirmar que su movimiento "estaba buscando alcanzarlo".
Con todo, el dirigente del movimiento islamista, que controla la franja de Gaza desde 2007, apostilló en sus declaraciones a un medio local que esa aceptación no significa que Hamás vaya a reconocer Israel, como le exige la comunidad internacional.
El dirigente islamista aclaró que Israel deberá aceptar una tregua a largo plazo a cambio de la aceptación de Hamás de un Estado palestino dentro de las fronteras del 67.
La carta fundacional de Hamás exhorta a la destrucción de Israel y el movimiento islámico suele criticar a la facción rival secular Al Fatah, que encabeza el presidente palestino, Mahmud Abás, por haberse involucrado en el proceso de paz con el Estado judío.
Haniye precisó que su movimiento "no puede integrarse con Al Fatah" debido a las diferencias en las plataformas políticas de sendos movimientos.
"Tratamos de coexistir con Al Fatah y no integrarnos con ellos. Queremos establecer una era de coexistencia que sirva a la era de la liberación", continuó el dirigente de Hamás.
En junio de 2007 Hamás se enfrentó por las armas a las fuerzas leales al presidente Abás, y expulsó a numerosos militantes de Al Fatah en una violenta revuelta.
Tras cerca de dos años de disensión, Egipto ha logrado impulsar el diálogo entre las partes, en unas negociaciones que se celebran en El Cairo encaminadas a la reconciliación y la formación de un gobierno de unidad palestino.
Pese a que Hamás y Al Fatah han acordado formar un Ejecutivo de unidad transitorio hasta que se celebren comicios generales en enero de 2010, aún no se ponen de acuerdo en cuál debe ser la plataforma política que lo guíe.
Las declaraciones de Haniye coinciden con la reciente entrada en funciones del nuevo Gobierno de Israel, encabezado por Benjamín Netanyahu, que se opone por principio a una solución de dos Estados al conflicto palestino-israelí.