Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Holanda anuncia el escáner corporal para los pasajeros con destino a EEUU

Los pasajeros que vuelen desde Holanda a EEUU serán sometidos en tres semanas a escáneres corporales, según anunció este miércoles la ministra holandesa del Interior, Guusje ter Horst.
La aplicación de esta tecnología se produce tras el atentado frustrado durante un vuelo entre Amsterdam y Detroit, el pasado día 25, cuando el nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab intentó destruir el avión encendiendo un polvo explosivo escondido en su ropa interior.
"Nuestro punto de vista es que el escáner corporal podría haber ayudado" a detectar el explosivo, dijo Ter Horst durante una conferencia de prensa, aunque reconoció que "no tenemos una certeza al 100 por cien".
El plan de las autoridades holandesas es introducir ese tipo de escáneres en el aeropuerto de Schiphol, el único del país con vuelos a EEUU y uno de los más importantes de Europa.
Este tipo de tecnología ha sido rechazada por organizaciones de consumidores en Europa ya que puede ofrecer una imagen muy detallada del cuerpo desnudo de los pasajeros.
Ter Horst explicó que algunos escáneres de este tipo ya están operativos, pero que otros tienen que ser equipados con un programa informático específico para que las imágenes sean analizadas por un ordenador y no por personas, a fin de garantizar el respeto a la intimidad.
La ministra holandesa señaló que la introducción de estos escáneres se hará debido a la insistencia de las autoridades de seguridad estadounidenses.
Ter Horst explicó que, según los resultados preliminares de la investigación, la preparación del atentado contra el avión de la aerolínea estadounidense Northwest fue profesional, pero el intento de Abdulmutallab de detonar el explosivo fue "de aficionado", ya que hace falta "otra manera" de ignición de la que empleó el presunto terrorista.
En la misma rueda de prensa, el coordinador nacional contra el terrorismo de Holanda, Erik Akerboom, defendió la actuación de las autoridades del país.
Explicó que Abdulmutallab fue sometido a un registro de su equipaje de mano, pasó por un detector de metales y su pasaporte fue comprobado.
También dijo que el que el sospechoso hubiera pagado el billete en efectivo y viajara sin equipaje no se considera sospechoso en los pasajeros nigerianos.
Además, Akerboom añadió que se investigan las informaciones acerca de que Abdulmutallab podría haberse entrevistado con un hombre vestido con traje durante las dos horas de tránsito que estuvo en el aeropuerto de Schiphol, si bien no hay pruebas acerca de que el sospechoso hubiera recibido el explosivo en Holanda.